Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Gestionar el talento en la era digital

30/10/2014 10:53
Read in

La digitalización ha transformado todas las áreas que engloba una organización. Han desaparecido las fronteras entre la comunicación interna y externa. Prima la bidireccionalidad ante todo. Se han creado nuevos lugares y formas de trabajo. Y, sobre todo, se han adaptado tanto las empresas, como las personas. “Ya no existe un director de recursos, sino de personas”. Este es el reto cultural al que se enfrentan diariamente los CPO (Chief People Officer) o responsables de personas y entorno al que debatieron, el pasado 20 de octubre, durante el evento ‘CPO Summit 2014’ en el Centro de Innovación del BBVA.

0
Votar
0 Comentarios

Las organizaciones intentan buscar personas que reduzcan la brecha digital. El perfil que se demanda va más allá de lo puramente formativo. “Debe tener una inquietud añadida”, afirma Francisco Martínez, CPO en Bankinter. Aparte de una rápida capacidad de adaptación para poder enfrentarse a los constantes cambios y retos, como opina José Luis Vallejo, Global CEO en Medianet. Y no olvidar, sobre todo, ser un trabajador potencial con las herramientas digitales. El problema es que este talento es escaso, como denota la palabra en sí.

Los directores de personas buscan constantemente estrategias para identificar, captar y motivar a ese talento. En este sentido, “la selección se ha democratizado”, es más bidireccional. “Tienes que convencerlos, no reclutarlos”, apunta José Luis Vallejo.

El reto de los CPO es retener a estas personas. Diego Segre, VP de Software de IBM, cree que lo más importante es que “se sientan parte de un lugar donde se cambia el mundo”. Esto hace que sus trabajadores se sientan orgullosos. Es primordial “ofrecerles flexibilidad tanto de horario como de lugar”. Estas son realidades muy valoradas por los trabajadores de Microsoft. Además de herramientas, como aplicaciones o redes sociales, para que la comunicación fluya. El único inconveniente es que aún no se sabe cómo sacar provecho a toda esa información.

Y es que son las personas quienes aportan valor e innovación a la empresa. Por eso hay que tener cuidado con entregarse por completo a la tecnología, relegando a los trabajadores. Pues este es el peligro que acarrea la era digital. Por ello, una organización nunca debe olvidar, como bien afirma Bernabé Pérez, Director de Innovación y Cultura de RRHH en BBVA, que: “Hay que tener pasión hacia las personas. Porque son las personas las que transforman una organización”.