Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

En busca del Uber de la luz

08/11/2016 11:03
Read in

El gigante estadounidense Google invierte 2.000 millones de dólares en startups energéticas y la empresa sueca Ikea, 1.000 millones de euros en energías renovables. 

0
Votar
0 Comentarios

La economía colaborativa busca también hacerse un hueco en el sector energético. ¿Esto qué significa? Por ejemplo, poder vender a otros energía en tiempo real o, incluso, crear un Uber de la energía.

Tres grandes empresas - Uber, Ikea y Google- , defendieron en EnergyTech Spain el papel activo de los ciudadanos en el negocio energético. Mercedes Gutiérrez - directora de sostenibilidad de Ikea Ibérica- declaró que hay que “democratizar la energía”. La cadena sueca ha lanzado al mercado la venta de paneles solares en el Reino Unido para instalarlos en los hogares de forma “tan fácil que cualquier persona se lo pueda plantear”.

No desveló las cifras de venta en el Reino Unido, aunque apuntó que Ikea destina “un presupuesto de 1.000 millones de euros para invertir en energías renovables hasta 2020”. Ninguna partida, aventuró Gutiérrez, irá a España, por la regulación actual: “Lo veo muy complicado”

 Los participantes criticaron el conocido impuesto al sol, que grava el autoconsumo de energía que se produce desde esos paneles, y aseguran que la normativa está frenando la revolución tecnológica y energética.

Antonio Vargas, representante de Google, contó que el gigante norteamericano ha invertido 2.000 millones de dólares en startups energéticas y ha comprado el 11% de la energía eólica de Estados Unidos. Y puso también ejemplos de iniciativas de compra de energía verde en Holanda. “Los granjeros han transformado los terrenos de los pastos y están produciendo turbinas para alimentar con energía verde el centro de datos de Google”, explicó Vargas.

La “posición tecnofóbica” de la Administración frena esta transformación en España, afirmó Yuri Fernández, responsable de Uber.

Transformación del sector

En otros sectores la tecnología ya ha revolucionado la relación tradicional de los usuarios con la industria -Bla bla car, Uber o Airbnb son algunos de los ejemplos-, y pese a las trabas, el sector energético también comienza a despegar. Y lo hace de la mano del usuario.

María Solis, representante de Repsol, destacó que “el consumidor ya no es un mero espectador de la factura y quiere tomar medidas energéticas en el hogar”. Algo que desarrolla la energética Holaluz, como contó uno de sus fundadores y CEO Oriol Vila.

La startup ofrece a los clientes transparencia en las facturas y un estudio de medidas energéticas para conseguir un ahorro de 50 ó 60 euros en cada hogar al año. ¿Cuánta energía gasto al cargar el móvil ¿ Y al utilizar el ordenador? Estas son algunas de las preguntas que se comienzan a plantear los consumidores, sobre todo los nativos digitales 

Para Ricardo Fernández, cofundador de Thinkeers y CEO de Destinia, los millennials “no quieren ser un consumidor más, quieren ser jugadores. Buscan producir energía, almacenarla y compartirla”, al igual que ocurre con el resto de plataformas de economía colaborativa.

Pone de ejemplo la empresa alemana Sonnen, una red virtual en donde la gente que tiene baterías se pone en contacto para intercambiar energía, o la estadounidense Microgrid, que gracias a la tecnología Blockchain permite comprar energía a los vecinos de tu misma calle.  Dos ejemplos de startups que están transformando el modelo energético. Una revolución que no ha hecho nada más que empezar. 

 

También te puede interesar:

http://www.centrodeinnovacionbbva.com/noticias/los-sectores-tendencia-de-las-startups

Phenix: La 'startup' que hace rentable el desperdicio de las empresas