Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

‘Boom’ de aceleradoras, ¿hay sitio para todas?

17/11/2016 11:15
Read in

En los últimos años se han multiplicado el número de empresas que ayudan a las startups a conseguir financiación y les ofrecen asesoramiento en su aventura emprendedora.

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-aceleradoras-startups

Una aceleradora por cada 25 startups. La cifra que da Javier Megías, CEO y cofundador de Startupxplore, muestra el boom en España de las empresas que ayudan a las startups a conseguir financiación y les ofrecen asesoramiento. Unas cifras que, aunque pueden ser engañosas pues algunas aceleradoras se definen como tales aunque no lo sean, revela un fenómeno en auge.

“Que existe una nueva moda de crear aceleradoras no lo vamos a negar. Nosotros llevamos casi cinco años en el ecosistema nacional y sí que hemos percibido esa sensación. Aunque es cierto que el volumen de proyectos de ahora no es el de hace cinco años, por lo que se entiende que haya más oferta en ese sentido”, remacha Paloma Mas, startup relationship manager en la aceleradora Plug and Play.

¿Qué aporta una aceleradora a una startup

Para Mas “son una buena manera, no sólo de conseguir contactos y conexiones en el mundo emprendedor, sino de adquirir un compromiso y una implicación total de tu proyecto”.

Megías acudió a Plug and Play y destaca de su experiencia la opción de tener acceso “a gente que ha visto muchísimos proyectos y te dan una visión muy horizontal de cómo estás con respecto al sector”. 

El cofundador de Startupxplore admite que “muchas veces como emprendedor los errores te impiden ver el bosque. Y cuando sales de una aceleradora ocurre algo parecido a las escuelas de negocio: el contacto sigue y se comparte conocimiento, eso es valiosísimo”.

¿Cuándo tiene que acudir una startup a una aceleradora? 

Marisol Menéndez open innovation manager de BBVA, señala que “aunque no es una solución para todos los males de las startups, en función del momento en el desarrollo de tu idea te puedes beneficiar de la estructura, de la experiencia, de los profesionales y mentores de las aceleradoras”.

 Mas, de Plug and Play, incide en el talento: “Cada aceleradora es un mundo pero, por lo general, es una muy buena manera para acercarte a gente y obtener unos conocimientos que, de manera orgánica, son muy difíciles de conseguir, como los contactos con grandes mentores o, en nuestro caso, poder cerrar reuniones con grandes corporaciones y acceder a otros ecosistemas”. 

¿Cuál hay que elegir?

“Para confiar en la aceleradora hay que fijarse en el equipo que hay detrás, pues vas a estar en contacto con un partner que te va a ayudar para lanzar tu producto. La gente que hay detrás te va a abrir puertas, te va a asesorar, te va a recomendar con su experiencia y te va ayudar a levantar fondos”, afirma Menéndez.

La responsable de BBVA destaca también que la especialización es muy importante y aconseja “elegir la aceleradora según el tema en el que te quieres mover y en el mercado en donde quieres crecer”. Algo que comparte Megías: “Si tuviese una startup intentaría buscar una aceleradora especializada, por ejemplo en el caso de temas financieros una aceleradora vertical de finanzas.  En Estados Unidos o Israel van por ese camino”.

Y después de la aceleración… ¿qué?

Marisol Menéndez explica que “desde BBVA buscamos utilidades de colaboración con las startups que sean de mutuo beneficio, tanto para BBVA como para los emprendedores. Nos enfocamos en encontrar oportunidades de negocio, el área de reciprocidad donde ambas partes tengamos beneficios y podamos hacer la disrupción en el mercado”.

La open innovation manager añade que en BBVA, a través de Open Talent, “ponemos a disposición de los emprendedores las infraestructuras del banco para desarrollar un modelo de negocio. Trabajamos juntos como cliente, proveedor o partner. Es el paso siguiente al de la aceleración”.

Y concluye: “Hay un momento muy difícil para las startups conocido como el valle de la muerte, cuando salen al mundo y no tienen acceso al mercado. Ahí es donde nosotros podemos añadir más valor”.

 

También te puede interesar:

Acorns, la app que te ayuda a invertir hasta los céntimos que te sobran del café

La financiación de las 'startups' se descuelga y ahora depende menos de fondos de capital-riesgo