Artículos

¿Por qué el smartphone podría acabar con el datáfono?

Un teléfono inteligente es mucho más que un teléfono y los servicios que puede dar a un vendedor podrían igualar y hasta superar a los que ya ofrecen los ordenadores. A las compañías no les queda por tanto más remedio que innovar y buscar cómo responder a esa necesidad.?? Square es la primera que ha intentado posicionarse. Funciona únicamente en Estados Unidos y en dispositivos Android o iOS

“Interesante conversación sobre Twitter con la canciller Angela Merkel. Le gustan los SMS y tiene una mente de científica: siempre curiosa. Le he dado un Square”. Quién publica este tuit es Jack Dorsey, uno de los fundadores de Twitter y uno de los ejecutivos brillantes del mundo de las nuevas tecnologías. Dorsey es, además de uno de los padres de la popular red de microblogging, la mente que está detrás de Square, una herramienta que empieza a ser cada vez más popular en Estados Unidos y que puede ser un ejemplo de hacia dónde van los tiros en el mercado de los pagos móviles.

Esa novedosa aplicación es esa misteriosa cosa que Dorsey le ha dado a Merkel. ??Varias cifras para reflexionar: según estimaciones de IDC, en 2015 habrá 1.000 millones de smartphones en todo el mundo; según Gartner, en 2014 los usuarios migrarán a la nube personal masivamente gracias al uso de las aplicaciones; y en febrero de 2011 la venta de teléfonos inteligentes adelantó (según conclusiones de IDC) a la de ordenadores personales.

Los consumidores cuentan cada vez más con dispositivos móviles altamente inteligentes, desde los que buscan realizar las mismas acciones que ya hacen en sus ordenadores personales. ??El m-commerce está a punto de vivir su gran explosión y las empresas empiezan a tomar posiciones en un mercado que estará, sin dudarlo, valorado en muchos miles de millones de dólares.

Pero, además de las compras desde el móvil, las empresas tech tienen un elevado potencial de mercado en las adquisiciones que utilizan el smartphone como vehículo para cerrar el proceso. Un teléfono inteligente es mucho más que un teléfono y los servicios que puede dar a un vendedor podrían igualar y hasta superar a los que ya ofrecen los ordenadores. A las compañías no les queda por tanto más remedio que innovar y buscar cómo responder a esa necesidad.?? Square es la primera que ha intentado posicionarse. Funciona únicamente en Estados Unidos y en dispositivos Android o iOS.

El usuario tiene que descargarse la aplicación en su teléfono inteligente y, utilizando un periférico con forma de cuadrado que introduce en la entrada de audio de su terminal, convierte a su smartphone en una suerte de datáfono. De este modo, cualquiera puede aceptar pagos con tarjeta de crédito, solucionando los problemas que para ello tenían pymes y autónomos. De hecho, la historia que explica cómo Dorsey inventó Square es un caso de no éxito en el pago a un escultor: un comprador quería llevarse su escultura, pero sólo podía pagar los 2.000 dólares que costaba utilizando su tarjeta de crédito. Como el escultor no tenía un lector de tarjetas, la venta no pudo realizarse y el artista perdió esos ingresos. ??



PayPal se juega mucho


La compañía funciona desde 2010 y, aunque no ha salido de Estados Unidos, ya ha marcado la agenda de las grandes multinacionales. PayPal, la firma que reina sin discusión en el mercado de los pagos a través de internet, acaba de presentar PayPal Here, una solución que empezará a ser probada en Estados Unidos, Canadá, Australia y Hong Kong en una serie de establecimientos seleccionados. El funcionamiento es muy similar al de Square y busca dar la misma solución que la compañía de Jack Dorsey: un pequeño periférico (esta vez con forma de triángulo) que convierte al smartphone en un datáfono. El usuario puede utilizar así su teléfono inteligente para leer la tarjeta, usar la cámara del móvil para escanear y procesar cheques y tarjetas, aceptar pagos con PayPal o hacer una  factura desde el smartphone.

??En esta guerra, PayPal se juega mucho. La firma fue la primera en ofrecer un servicio solvente para el pago en internet y el pago en movilidad es una batalla en la que no debería dejar escapar la oportunidad. Antes de Here, PayPal ya había presentado variadas y variopintas soluciones para llegar al mercado off-web. Existe una tarjeta Visa PayPal, por ejemplo, o las sorprendentes Fashion Windows.

Con esta última solución, PayPal quiere ofrecer a los vendedores una herramienta para dar un servicio 24/7 sin alterar los horarios comerciales. El vendedor tiene que pegar una fina película fabricada por 3M en el escaparate de su establecimiento, que convertirá en una pantalla holográfica la superficie del mismo y permitirá al potencial comprador ver los productos a la venta en todo su esplendor y adquirirlos de forma electrónica. ??

A pesar del empuje de Square y del giro de PayPal a la lucha por este mercado, el pago en movilidad está todavía en pañales. A las empresas les queda aún un largo recorrido para encontrar las soluciones que más se adapten a las necesidades de los vendedores y de los compradores. Las tarjetas de crédito y las entidades bancarias también están trabajando para innovar en este segmento y a iniciativas como estas, que acaban con el datáfono en favor del móvil, se suman quienes están empleando las posibilidades de la tecnología NFC para impulsar el pago contact less. En ese futuro casi de ciencia ficción que analistas, empresarios y compradores esperan como una certeza, el móvil jugará un papel fundamental y pagar el café en el bar de la esquina o la compra en el supermercado de debajo de casa sacando el teléfono móvil será un gesto más del día a día. 

Imagen: Google

 

Deja tu comentario

Valoraciones 0