Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Todo un hospital en un maletín, la apuesta de 'ehealth' de Libelium

23/01/2017 12:16
Read in

Libelium lleva más de diez años trabajando en el Internet de las Cosas con la fabricación de todo tipo de sensores. Ahora dan el salto a la eHealth con el objetivo de crear un ecosistema alrededor de su maletín MySignals.

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-libelium

¿Qué tiene que ver la lubina de piscifactoría con el Internet de las Cosas? Mucho más de lo que piensa. Una empresa de Zaragoza, Libelium, fabrica sensores que miden y controlan en la nube la calidad del agua en la que se crían. Sus máquinas también comprueban la actividad de los volcanes, el nivel de oxígeno en sangre de un ser humano o las plazas de aparcamiento libres en las calles de Dubai o Santander.

Todo empezó como un proyecto de fin de carrera de David Gascón, un estudiante de Ingeniería Informática de la Universidad de Zaragoza, sobre la interconectividad de sensores.  Hoy, la empresa de David Gascón -director de Tecnología- y su socia, Alicia Asín -consejera delegada-, emplea a 70 personas.

Básicamente, se siguen dedicando a lo mismo que cuando crearon Libelium, allá por 2006: desarrollan sensores inteligentes que conectan el mundo real con internet. O, dicho de otra forma, se dedican al Internet de las Cosas cuando apenas era conocido como el Internet de las Cosas.    

En estos diez años de trayectoria han creado todo tipo de sensores, pero ahora, además, acaban de lanzar un producto muy peculiar: MySignals.

MySignals es, en apariencia, un simple maletín de unos dos kilos de pesos en cuyo interior encontramos una caja del tamaño de un libro y una serie de cables con los que conectar nuestro cuerpo a la máquina.

Pero las apariencias engañan. Gascón explica que MySignals, cuya primera versión se lanzó en noviembre y ya está agotada, pretende ser una especie de hospital en miniatura. Mide hasta 20 constantes vitales de una persona. Los datos se almacenan en una plataforma cloud de Libelium y también se pueden analizar en sendas aplicaciones para Apple y Android.

Un ecosistema de 'ehealth'

En esta primera fase comercial, Libelium se ha dirigido a desarrolladores de software para eHealth, y también de hardware, que pueden añadir a MySignals sus propios sensores y también acceder a la nube y las aplicaciones de Libelium.

“Esperamos lanzar una versión para el público en general en un año, ajustando un poco el precio y siendo más precisos respecto a la utilidad médica de determinadas mediciones”, explica Gascón. De momento el objetivo de la empresa es “crear un ecosistema con empresas de ehealth mediante el uso de APIs abiertas”.  

El salto en eHealth es evidente, pues aparatos como My Signals “permiten llevar mediciones médicas a lugares con pocos recursos y de difícil acceso”, dice Gascón, que se muestra convencido de que aparatos como el de Libelium son la base del tratamiento de la salud del futuro: en unos años, pocos, nos tomaremos nuestras constantes médicas en casa, se enviarán a la nube y un doctor verá esos datos y su evolución, tal vez a cientos de kilómetros de distancia, decidiendo qué fármacos debemos tomar o si realmente tenemos que ir al médico de familia o al hospital.

MySignals es un ejemplo de cómo el Internet de las Cosas se va convirtiendo poco a poco en una realidad. También supone, para toda la economía española, la oportunidad de crear tejido industrial renovado y dinámico, como prueba el mismo caso de Libelium; My Signals es un producto diseñado y ensamblado en España, si bien parte de sus ‘tripas’ son asiáticas.  

Gascón celebra que en los últimos años se haya creado un clima más proclive a la innovación y el emprendimiento, pero al mismo tiempo lamenta que no se hagan “grandes apuestas empresariales, a veces por culpa de los propios creadores de las empresas. Hay que tener capacidad de sacrificio, y a veces sobra aversión al riesgo. La gente no quiere complicarse la vida, y es una pena”.

Gascón deja una máxima para los que se plantean ganarse la vida con su propio proyecto: “No hace falta tener una estructura de empresa para ser una empresa, para ganar dinero”. Como él bien sabe, un buen proyecto universitario, un socio de confianza y mucho trabajo son un punto de partida más que suficiente. 

 

También te puede interesar:

¿Eres emprendedor? Así te puede ayudar un mentor

El secreto del potente ecosistema de innovación israelí