Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Tecnología para actuar sobre los problemas de las nuevas ciudades

15/06/2014 06:19
Read in

Estamos en el siglo de las ciudades. Las regiones metropolitanas urbanas crecen a un ritmo sin precedentes de un millón de personas cada semana.

0
Votar
0 Comentarios

"En todas las cuestiones económicas, sociales y ambientales fundamentales a día de hoy, las ciudades son más importantes que nunca. Esto presenta grandes desafíos que pueden enfrentarse a través de una mayor innovación urbana: nuestra capacidad de encontrar y escalar rápidamente soluciones sobre problemas urbanos como la movilidad, la inclusión y la participación, la vivienda, la seguridad, la sanidad, el agua o la gestión de residuos".

El texto anterior forma parte de la presentación que hace en su web la New Cities Foundation, una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es incubar y promover soluciones de innovación urbana a través de la colaboración entre gobierno, universidades, empresas y sociedad civil. Gran parte de esta labor la realizan a través de Urban (co)LAB, su "think-and-do tank" desde el que impulsan varios proyectos tecnológicos. Dos de ellos son AppMyCity! y Urban E-Health, dirigidos a actuar sobre ámbitos y problemas notablemente distintos.

AppMyCity! - Un proyecto móvil para ciudades del Primer Mundo
Esta iniciativa consiste en un concurso para premiar apps móviles destacadas en el campo de la participación ciudadana, la economía colaborativa, la sostenibilidad y la movilidad, impulsando el uso de las nuevas tecnologías en el proceso de "hacer ciudad" y dando así nuevos pasos hacia el paradigma de la smart city.

El concurso recoge como requisitos, al margen de su temática, que la app candidata se haya lanzado después de enero de 2013 y que esté disponible para alguna plataforma móvil (o que esté basada en web pero adaptada a estos dispositivos). Tras anunciarse el pasado 6 de mayo las tres apps finalistas, una de ellas será premiada en el marco del III New Cities Submit de Dallas (del 17 al 19 de junio). Esta es la lista de candidatas:

Djump - Servicio peer-to-peer para compartir coche que permite a los conductores registrarse, para contestar a las solicitudes de viaje (dentro de la misma ciudad) realizadas por el resto de usuarios. Permite así mismo realizar un seguimiento en tiempo real del conductor y realizarle una donación voluntaria al final del viaje. Disponible, por ahora, para Bruselas y París.

Peerby - Servicio de préstamo: los usuarios envían solicitudes de algo que necesitan y sus vecinos pueden contestar con un solo toque en su móvil. Disponible en Ámsterdam (Holanda).

SocialCyclist - App para animar a los ciclistas a trazar sus rutas preferidas, avisar de las posibles malas condiciones de determinado camino, y votar por sus lugares preferidos para emplazar infraestructuras ciclistas en un futuro. Sus desarrolladores destacan tanto su faceta social para los ciclistas individuales como su utilidad para que las administraciones inicien campañas para recoger datos. Disponible, por ahora, sólo en Nueva York (Estados Unidos).

Proyecto Urban e-Healthpara áreas pobres de ciudades emergentes 
La OMS define "e-Salud" como "el uso sanitario de las tecnologías de la información y la comunicación". La monitorización remota de pacientes ya se había usado antes en entornos rurales, pero la New Cities Foundation impulsó en 2012 un grupo de trabajo destinado a investigar el potencial urbano de la tecnología e-salud y llevó a cabo un proyecto piloto en Santa Marta, una favela en las colinas de Río de Janeiro (Brasil). Equiparon la clínica de salud más cercana con una "Mochila e-Health" diseñada para viajar por facilidad por la zona y permitiendo así a las enfermeras proporcionar atención primaria en sus hogares a personas mayores.

El estudio posterior sobre el impacto sobre la comunidad y el sistema de salud del uso de esta mochila reveló el potencial de la e-Salud para transformar la atención sanitaria en los asentamientos pobres de las ciudades emergentes. En palabras de Mathieu Lefevre, director ejecutivo de la fundación, "el potencial transformador de la e-salud en ciudades es enorme. En momentos en que la población urbana está envejeciendo rápidamente y experimentando un cambio de las enfermedades infecciosas a las crónicas, nuestro proyecto muestra los potenciales beneficios que esta tecnología puede aportar a la salud urbana a nivel mundial. No debemos esperar a que este tipo de innovación gotee lentamente hacia la parte inferior de la pirámide: este estudio muestra que podemos y debemos actuar ya donde se necesita un mejor acceso a la atención sanitaria y debemos hacerlo a través de la mejor tecnología disponible".