Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

MOOC, revolución del conocimiento

17/11/2014 09:12
Read in

La educación en abierto y online no es algo nuevo. Pero los MOOC (Massive Online Open Courses) han marcado un antes y un después en el área de la formación en Internet. Estos cursos generan entornos de aprendizaje donde los contenidos son accesibles para miles de personas de todo el mundo. Impartidos y certificados por expertos y profesores de las más prestigiosas universidades. Donde los usuarios adquieren habilidades y comparten ideas generando debates. Y lo mejor de todo: gratis. Sobre esta revolución del conocimiento se ha hablado el pasado 4 de noviembre, en el Centro de Innovación BBVA.

0
Votar
0 Comentarios

Existen características clave que marcan la diferencia entre los MOOC y un simple curso de formación online. Para que puedan recibir tal reconocimiento deben basarse en una metodología activa y con recursos de calidad, revisados por el curador o enfocador de contenidos. Siempre con el objetivo de motivar al usuario para que comparta contenidos e ideas, generando debates en la red entre miles de personas. Y, al final, sean ellos mismos quienes se valoren, quienes se otorguen medallas digitales. En definitiva, no es un curso, es un foro de debate. Que para Conrado Castillo, fundador y director de Rooter, va más allá del Social Learning.

En ocasiones, la tasa de abandono suele ser alta. Esto ocurre porque muchos MOOC no tienen la calidad suficiente, según opina Conrado. Muchos de estos cursos se ponen tal etiqueta, pero carecen de una metodología activa y no suelen estar orientados a la experiencia del usuario. Aunque según Covadonga Rodrigo, directora de la cátedra "Tecnología y Accesibilidad" de la UNED, la tasa de abandono no es nada malo, ya que hay gente que tan solo hace un MOOC como curiosidad y sin intención de finalizarlo. Lo único que marca el éxito “es si se cumplen las necesidades del usuario” y consigue engancharlo. La solución está en el ‘diseño instructivo’, que logra la interacción del usuario a través de dispositivos y dinámicas de engagement como la gamificación o el reconocimiento de habilidades a través de badges. Haciendo siempre del conocimiento algo atractivo.

Otra faceta de los MOOC, más allá de servir como ejemplo de conocimiento abierto o de liberalización de la formación, esta metodología cooperativa es una fuente importante de datos e información, lo que realmente proporciona valor a los MOOC. Las universidades y empresas que los organizan consiguen rentabilidad a través de la explotación de esos datos. En definitiva, el éxito de esta metodología reside en la construcción del conocimiento global. Información sin barreras que aporta valor tanto al usuario como al creador. Así que, como bien concluyó Covadonga Rodrigo: “Pon un MOOC en tu vida”.

Si te perdiste el evento, puedes volver a verlo en el canal de YouTube de BBVA Innovation Center y conocer todas las opiniones a través del hashtag #MOOCrevolution

Para más información: Evento: ¿Estudiar en Harvard for free? ¿Qué es la MOOC Revolution?