Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

México aún tiene espacio para crecer

17/11/2015 11:21
Read in

Diana Arrieta, manager de Wayra México, analiza la situación del país y destaca el apoyo a los jóvenes y la innovación en diferentes sectores.

0
Votar
0 Comentarios

 

2011 es el año que destaca Diana Arrieta, manager de Wayra México, la aceleradora de startups digitales de Telefónica,  como despegue del emprendimiento en México. Antes, dice, “había pocos aceleradores”. Y recalca:  “A lo largo de este tiempo hemos aprendido desde la selección de proyectos hasta la definición de las líneas de negocio. En el caso de Wayra, nos hemos decantado por la alta tecnología, tecnología móvil. Pero existen aceleradores para cualquier tipo de negocio y el gobierno también participa de esto”, afirma Arrieta.

Actualmente, la asesoría en los campos de la tecnología, negocios familiares, de línea tradicional como panaderías, tiendas de abarrotes, consiguen más  apoyos del gobierno. La asesoría en tecnología, agroindustria, tecnologías verdes se ha acrecentado en los últimos cuatro-cinco años. “Los fondos ángeles e inversión semilla buscan crear nuevas empresas e incubación para acelerar negocios. Desde el Inadem y Fondeso, el gobierno brinda apoyos  para startups y acrecentando negocios de diferentes líneas de industria para crear fuentes de empleo. Los actores buscan crear empleos, apoyando a los jóvenes e innovación en diferentes sectores”, explica la manager de Wayra México.

Capital semilla

A decir de Arrieta, el primer reto es ir más allá de la inversión de capital semilla, ya que existen muchos, pasar del periodo de incubación a un rango más alto, hay un espacio muy grande. Hay fondos que observan que las startups venden bien, pero no se arriesgan a invertir.  Es un reto en el ecosistema, la startup debe tener varias inversiones —desde circuitos para armar sus soluciones hasta equipo para operar— que le permitan dar el paso y convertirse en una gran empresa y es difícil que obtengan créditos porque las startups de tecnología no tienen activos tangibles, porque no cuentan con bienes más allá de sus computadoras, servidores y sus ideas. “En el caso de Wayra,  apostamos por la idea de los emprendedores”, sentencia la manager de la empresa.

Desde la óptica de Diana Arrieta, hay más innovación abierta hacia apps, se desarrollan a pesar de que no resuelvan una problemática específica, se suman en las tiendas de aplicaciones  y en el  momento que evolucionen cambiarán su funcionalidad al converger con otras soluciones.  Las hay desde la creación de smart cities, hasta el manejo del propio expediente médico sin depender de un doctor.

Cuando se alcanza un nivel de mayor inversión es porque las ventas de las startups superarán el préstamo, por lo que se debe educar al  ecosistema con la información que hace falta saber. “Se debe evangelizar para hacer saber que las apps de hoy que evolucionarán. El tema de comunicación de cómo se ven en el futuro ayudaría mucho. Permear la información, hacerlo más diferido para que los posibles inversores estén enterados y les ayude a tomar la decisión es importante”, finaliza Arrieta.

By BBVA Innovation Center.