Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Los vídeos, la próxima aventura del fondo de inversión Kibo Ventures

07/02/2017 11:10
Read in

Aquilino Peña es uno de los fundadores del fondo de capital riesgo Kibo Ventures. En los próximos cinco años tienen previsto invertir cerca de 80 millones de euros en las 'startups' más prometedoras del mercado como Vilynx, a caballo entre Barcelona y Palo Alto y que aspira a competir en el mundo del vídeo con el todopoderoso IBM.

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-kibo

Los tres socios de Kibo Ventures, en el centro Aquilino Peña (Inés Gaytán de Ayala)

Subir montañas es una de las aficiones de Aquilino Peña, cofundador del fondo de inversión Kibo Ventures. Es de los pocos sitios dónde no suena constantemente el teléfono. “Creo que por eso me gusta tanto la montaña, no me llama nadie y desconecto”, cuenta riendo al otro lado, paradójicamente, de un teléfono.

Kibo Ventures nació en 2012 para financiar a startups digitales. Un año en el que, cuenta Peña, “no había apenas capital riesgo y tanto mis socios como yo veníamos de una época de business angels. En otros países existía la figura de capital riesgo pero aquí era muy limitada; eso nos decidió”.

En cinco años, Kibo Ventures se ha ido amoldando al mercado. Ahora, resalta el inversor, “los emprendedores tienen más experiencia, presentan proyectos con mucho más sentido y son más ambiciosos”. También Kibo Ventures ha experimentado un vuelco: “Antes faltaba dinero en las fases iniciales de las startups y las rondas eran de 500.000 a un millón de euros, nosotros participábamos en ellas. Ahora ya hay muchos jugadores en esas fases y hemos pasado al siguiente nivel y nos centramos en rondas de dos a cinco millones y con inversores internacionales”.

cibbva-kibo

El equipo de Peña apuesta por compañías que ya tienen “cara y ojos, un equipo decidido y con una misión clara y concreta y con algo en donde percibimos que su visión es la correcta: los clientes, el número de usuarios o los contratos que han cerrado por ejemplo”.

Comenzaron con un fondo de 43 millones de euros y lanzaron el segundo en septiembre de 2016, que alcanza actualmente los 71 millones de euros y que seguirá abierto hasta 2021. Detrás de Kibo Ventures están compañías como Carto DB, trip4real, Flywire o Jobandtalent

Sobre esta última, Peña no elude las preguntas sobre el período convulso que está viviendo la startup española, que ha despedido a parte de su plantilla y tiene pérdidas millonarias. “No nos ha sorprendido lo que ha pasado, en el sentido en que Jobandtalent tuvo un crecimiento muy por delante de la realidad que tenía. El equipo ha tenido que recortar personal, pues había mucha gente que estaba haciendo un modelo de negocio que no era por el que apostaba la compañía”. El inversor añade que aunque el mal momento de la compañía les afecta al ser inversores “confío en el equipo y en el modelo nuevo que están construyendo, estamos bastante tranquilos”.

¿Son buenas las sucesivas ampliaciones de capital que realizan las startups para mantenerse con vida? Peña explica que el fondo mira con lupa cada ampliación de capital “pues reducen nuestro porcentaje. Para nosotros es un problema que una compañía levante muy poco dinero para lo que quiere hacer o cuando levanta demasiado. Hay que ser muy cauto con las cantidades y el uso de los fondos”.

Kibo Ventures está formado por 8 personas y las decisiones de inversión las toman los tres socios. “Estamos muy encima de las compañías y cuando invertimos queremos que tengan un horizonte de al menos 18 meses antes de plantearse acudir al mercado a buscar rondas de financiación. Las rondas distraen mucho a los equipos”. Para ello se reúnen con los emprendedores para llegar a un acuerdo sobre cuál es el presupuesto y los gastos en los que incurre la compañía.

“Los ingresos son inciertos mientras que los gastos son totalmente ciertos y es lo que hay que mirar para evitar problemas”, explica y añade que de los proyectos se fijan en “la capacidad de ejecución y la ambición. Las ideas buenas no bastan”.

Inversiones internacionales

Un tercio de las apuestas de Kibo Ventures está en Estados Unidos. En sus cinco años de vida han invertido en 31 compañías, han vendido tres, han cerrado cuatro y tres están hoy en día en una situación de debilidad. El resto, afirma Peña, “cuenta con una salud bastante buena. Yo creo que de las 31 un tercio no prosperarán, en un 50% tendremos retornos positivos y en un 20% tendremos un retorno extraordinario". 

 La siguiente apuesta de Kibo Ventures son los vídeos. En los próximos días cerrarán una inversión con un competidor de IBM en este campo, la startup Vilynx -a caballo entre Barcelona y Palo Alto- que utiliza inteligencia artificial y machine learning en el análisis de los vídeos para obtener miles de metadatos.

Antes de firmar, el inversor esperar desconectar en la montaña. Sólo unas horas. Después, volverá a bajar para atender la siguiente llamada.

 

Más información: 

A golpe de algoritmo

Piensa como un ‘hacker’ y transforma tu empresa