Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Los auriculares podrían ser los 'wearables' más demandados en el futuro

27/08/2014 11:07
Read in

Los dispositivos portables de seguimiento físico funcionan mejor si se diseñan para llevar en la oreja.

0
Votar
0 Comentarios

Por Rachel Metz

Si vas a escoger un lugar del cuerpo para medir las señales físicas, Steven LeBoeuf sostiene que hay dos puntos que son los mejores con diferencia: el oído y el ano. LeBoeuf sabe que suena a chiste, pero no bromea. Es el presidente y cofundador de Valencell, una empresa con sede en Raleigh (EEUU) que ha desarrollado y vende licencias para una tecnología que afirman puede hacer un seguimiento preciso de constantes vitales como el pulso, la temperatura y la respiración con los mismos auriculares que usarías para escuchar música. Lo hace mediante fotopletismogrfía (PPG por sus siglas en inglés), que mide los cambios en el flujo sanguíneo iluminando la piel con una luz y midiendo cómo se refleja en los vasos sanguíneos (algo que se suele hacer en los hospitales con un dispositivo que te colocan en la punta del dedo).

En un momento en el que muchas empresas apuestan por la muñeca como la parte del cuerpo con mayor probabilidad de llevar dispositivos para medir la actividad física y otras constantes del cuerpo, podría parecer que Valencell va a contracorriente: la empresa de investigación de mercados Canalys predice que este año se venderán más de 17 millones de dispositivos para la muñeca, entre ellos 8 millones de relojes inteligentes. Y como admite rápidamente LeBoeuf, es mucho más difícil construir un dispositivo que va en el oído, que algo que rodea el brazo. La electrónica tiene que encajar en un paquete más pequeño y no tienes que lidiar con unas pocas medidas de circunferencia de muñeca, sino con incontables formas de oídos, como ya han descubierto los fabricantes de auriculares.

Pero LeBoeuf sostiene que el oído es una fuente de datos mucho mejor que la muñeca porque ofrece un área en la que la sangre fluye muy bien, proporcionando una señal mucho más fuerte y eliminando el ruido. Además, la sangre fluye a distintas partes del oído a distintas velocidades, lo que puede usarse para medir distintas variables. Y dado que no movemos los oídos tanto como los brazos, puede ser más fácil distinguir los movimientos voluntarios de los involuntarios.

Además, muchos de nosotros ya llevamos auriculares y cascos a ratos durante el día y LeBoeuf defiende que no es necesario mantenerlos puestos constantemente para recoger datos útiles. Con el precio y las características adecuadas, pronto podría ser más fácil convencer a la gente de hacerse con unos auriculares que además te hacen un seguimiento del pulso, que con un reloj inteligente que hace lo mismo.

La nueva tecnología PerformTek 

Valencell vende su tecnología PerformTek para tomar medidas biométricas en distintas partes del cuerpo mediante licencia a numerosas empresas (Scosche, por ejemplo, la usa en monitores cardiacos que se llevan en el antebrazo). Y también se está usando para un número cada vez mayor de dispositivos que se llevan en el oído, entre ellos el auricular de medición del pulso de LG y el casco Bluetooth medidor del pulso de iRiver's, iRiverON (disponibles para los consumidores por 180 y 200 dólares, unos 132 y 144 euros respectivamente) y un par de auriculares de Intel que aún están en fase de desarrollo. Además podría ir mucho más allá del seguimiento de la salud y el ejercicio, para monitorizar el estado de soldados y bomberos, y para cambiar cómo jugamos a videojuegos. "Aparecerán juegos en los que tu estado emocional transforma al personaje con el que juegas", afirma LeBoeuf.

Para que todo esto funcione, PerformTek encaja un emisor óptico, un fotodetector y un aceleróemtro en un auricular. El emisor lanza una luz infrarroja sobre una parte del oído entre la concha y el antitrago, básicamente la parte inferior del oído externo, justo encima del lóbulo, y el fotodetector recoge la luz que se dispersa de los vasos sanguíneos cercanos. Mientras, el acelerómetro mide tu movimiento. Un procesador de señal digital (que se puede albergar dentro o fuera del auricular), analiza los datos, eliminando el "ruido" como el movimiento de la piel o la luz del sol, y extrayendo información como el pulso y la tasa de respiración. Con los datos del acelerómetro y del flujo sanguíneo, explica LeBoeuf, los algoritmos de Valencell también pueden calcular cosas como la cantidad de calorías que has quemado. A continuación los datos se envían a tu smartphone.

LeBoeuf explica que la tecnología de Valencell ha quedado validada por grupos externos a la empresa. Un artículo que coescribió con investigadores de la facultad de medicina de la Universidad de Duke (EEUU) demostraba que el sensor auricular era capaz de calcular con precisión el gasto total de energía y el consumo máximo de oxígeno (que también se conoce como VO2 max) durante el ejercicio. El presidente del Departamento de Informática e Ingeniería de la Universidad de Notre Dame (EEUU) Kevin Bowyer, quien ha estudiado la biométrica del iris y del oído, cree que es muy posible conseguir buenas medidas fisiológicas de esta manera. "Creo que con unos auriculares de buena calidad se podrían hacer muchas cosas en términos de leer señales biológicas relacionadas con la salud de una persona", afirma.

Igual que los cascos Bluetooth y algunos auriculares para bloquear el sonido, la tecnología de PerformTek necesita su propia fuente de energía para funcionar. Para los auriculares que están en el mercado se ha resuelto de formas un tanto aparatosas: los auriculares de LG se conectan con un clip que llevas enganchado que contiene la batería y el dispositivo Bluetooth, mientras que los auriculares de iRiver están enganchados a una especie de collar que incluye una batería y los controles para el dispositivo.

Pero un par de auriculares con la tecnología de PerformTek presentados por Intel este año en la Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas -que se pretendía que fueran una referencia de diseño para los fabricantes- evita este tipo de aparatosidad consiguiendo energía a través de la entrada del micrófono. El director del Grupo de Nuevos Dispositivos en Intel, Steve Holmes, explica que esto permitirá añadir características como la reducción de ruido. Los datos del acelerómetro que ya recogen los auriculares se podrían usar para crear una especie de experiencia auditiva estereoscópica en 3D, sin necesidad de una batería más y sin encarecer demasiado el producto.