Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Guía para no perderte con Blockchain

16/12/2016 11:17
Read in

Varios expertos definen la tecnología que busca romper las reglas establecidas, se preguntan si Blockchain pese a su inmadurez puede ser útil para las empresas y las dudas que conlleva.

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-blockchain

Es la tecnología de moda, en boca de todos. Para algunos, Blockchain puede cambiar el mundo; para otros, promete mucho pero peca aún de inmadura; y para muchos es todavía un concepto borroso con más sombras que luces. Cinco expertos analizaron el fenómeno en el evento Fintech & Blockchain celebrado en el Centro de Innovación BBVA y estas son las lecciones clave para entender Blockchain de una vez por todas.

¿Qué es Blockchain?

Para los profanos, entender el concepto no es sencillo. Fernando Alamillo, Business developer de Fintech Spain y Opinno, utiliza una analogía  con un proceso familiar para cualquiera: comprar una vivienda.

Cuando una persona quiere vender una casa el proceso normal es transferir la propiedad al recibir el dinero del comprador. Para ejecutar el acuerdo, las dos partes acuden al notario,  que da fe de que la transacción se ha producido, y el registro de la propiedad anota el cambio de titularidad. Si en cualquier momento queremos saber quién es el propietario del inmueble acudimos al registro, que gestiona una base de datos con la información centralizada de las casas y de sus dueños. 

¿Qué es Blockchain? Algo muy parecido. Es una base de datos distribuida en millones de ordenadores que almacenan la información. En ella aparece todo el historial de las transacciones que se han producido y que no se puede modificar, dado que para hacerlo se necesitaría una potencia de cómputo extraordinaria para cambiar la información de forma simultánea en toda la red. Es, además, una red descentralizada, pues no tiene ninguna institución que la regule.

El corazón de Blockchain reside en la “cadena de bloques”: el comprador y el vendedor introducen los datos sobre la transacción en Blockchain, que cada 10 minutos construye bloques con esta información. Para validar ese bloque es preciso que los denominados ‘mineros’ resuelvan un complejo problema de computación, momento en el que se le ‘enganchan’ todos los bloques anteriores. Este proceso, que se realiza cada 10 minutos, se conoce como cadena de bloques.

Ángel Hernández Bravo, Director técnico de seguridad y Blockchain para el Sur de Europa de IBM, califica Blockchain comouna idea genial” que nació para proteger la transacción de dinero entre particulares dentro de la red. El protocolo Blockchain enlaza las transacciones en una cadena de bloques y hace que sea inmutable: no se puede modificar lo que queda escrito. En su opinión, es la base tecnológica más apropiada para tener un libro de contabilidad distribuido e inmutable.

En esta línea, Juan Ignacio Pérez Sacristán, Desarrollador de Blockchain en Marketpay.io, describe Blockchain como una base de datos diseñada para alojar un libro contable. Para él, un elemento esencial es el enlace criptográfico o hash, que une entre sí los bloques de la cadena y que no puede fácilmente decodificados.

La vigilancia colectiva es para Alejandro Gómez de la Cruz otra garantía de este sistema. En el mundo físico, explica este abogado especialista en Blockchain y Smart Contracts de Grant Thornton, es fácil ver el intercambio de propiedad y queda registrado por un intermediario. Blockchain permite interactuar entre pares sin tener que acudir a un tercero, confiando en el sistema. En sus palabras, el juego del parchís es una Blockchain analógica: no hay una autoridad central, cuatro personas están jugando, los nodos serían los colores y jugamos bajo unas reglas predeterminadas. Las otras personas vigilan que se cumplan las reglas.

Blockchain es la tecnología que hay detrás de Bitcoin, la moneda virtual que se apoya en el sistema de la cadena de bloques para realizar las transacciones. 

¿Es tan seguro como dicen?

En un sistema transaccional, la seguridad es clave. ¿Por qué confiar en un protocolo colectivo sin un control central e identificado? Los expertos explicaron algunas de las premisas que refrendan la seguridad de Blockchain. 

Por ejemplo, las transacciones se  van encadenando en unos bloques donde se almacena la información. Cada uno de los bloques enlaza al siguiente. Si alguien intenta entrar en un bloque para ver qué transacciones se están realizando y hackearlo, tendría que romper toda la cadena. Algo casi imposible pues la capacidad de computación necesaria sería inmensa.

Además, el registro es append only: sólo se puede escribir, añadir información, no es posible borrar nada. Esto es, se pueden modificar las condiciones pero no se pueden borrar las operaciones realizadas.

Finalmente, utilizan un mecanismo de consenso en el que todos los participantes se ponen de acuerdo en realizar dicha transacción de una determinada manera.

cibbva-blockhain

Tipos de Blockchain

Se puede diferenciar entre Blockchain pública y privada. En la pública todas las operaciones que se hacen están anonimizadas y cualquier persona de internet puede acceder a través un mecanismo de concurso que se lanza a la red y se resuelve. De ahí salen los ‘mineros’, aquellos que son los que han demostrado su capacidad para resolver las interacciones.

En Bitcoin, por ejemplo, la personas están enviando criptomonedas entre sí  todo el tiempo y alguien tiene que llevar un registro de todas estas transacciones. Son los denominados mineros que reciben una recompensa en bitcoin por el trabajo desempeñado. En la red privada no se permite el acceso global y anónimo, ya que exige un registro de los participantes.

¿Qué son los smart contracts?

Los smart contracts son contratos basados en la tecnología Blockchain en los que se automatizan las operaciones. Se caracterizan por el principio de neutralidad: permiten operar con otra persona con la que no se tiene ningún tipo de relación en condiciones de igualdad.

Sobre el libro de contabilidad se establecen las reglas para las transacciones particulares de forma programática, de manera que los distintos participantes pueden establecer unas reglas seguras y con validez jurídica.

Cuando es útil para una empresa

Blockchain es una tecnología adecuada cuando una empresa está gestionando relaciones contractuales en las que hay que programar de forma ágil transacciones, aunque no es apropiada si lo que busca es realizar millones de transacciones por segundo. También puede ser útil si las transacciones deben asegurar la privacidad o si se requiere una aproximación de marketplace en el que hay múltiples participantes y se quiera reducir los costes.

¿Qué empresas lo están utilizando ya?

Lo cierto es que hay pocos proyectos, pues la mayoría están en la fase de prototipo. Estos son algunos ejemplos señalados por los diferentes especialistas:

● Crédit Mutuel: la tecnología gestiona la interacción entre los distintos usuarios en los procesos de Know Your Customer. Toda la información que se comparte entre las oficinas y los partners se registra en Blockchain.

● Transactivegrid: utiliza Blockchain para la distribución de la energía.

● Blockfreight:  la tecnología es válida para la gestión de miles de containers en los viajes marítimos.

● ABN Amro: todas las operaciones de compliance se registran con la tecnología de cadena de bloques.

● Everledger: compañía de gestión de activos de diamantes. La tecnología registra los movimientos de los diamantes y es muy útil en la lucha contra el fraude. 

● The Golem Proyect: un crowdfunding que en tan solo 10 minutos recaudó 10 millones de dólares. 

Qué dudas plantea el uso de Blockchain?

Dado que es una tecnología inmadura, los expertos resaltan diversos problemas:

● Es lento: se tarda 10 minutos en la red bitcoin para incorporar una transacción. Un sistema de base de datos en la nube, en dónde se pueden incorporar miles de transacciones por segundo, es mucho más veloz.

● Limitado: en una transacción sólo se pueden meter 80 bytes de información.

● Al llevar poco tiempo, pueden aparecer defectos de código en los smart contracts.

● Es complejo de programar.

● En un banco dónde las transacciones se deben de guardar por ley durante cinco años: ¿dónde se guarda toda la información de la cadena? ¿hay que mantener una hiper cadena gigantesca? ¿cómo se plantea el tener backups de esa cadena?

● ¿Es posible tener varias redes de Blockchain o hay que tener solo una?

● ¿El consumo energético de cantidades ingentes de computación para hacer las tareas de minería son adecuadas? El consumo energético de Blockchain de Bitcoin se estima que equivale al consumo energético de Dinamarca.

● En el caso de las Blockchain públicas, las partes no se conocen entre sí, son desconocidas y no están identificadas ¿A  qué jurisdicción acudo si no sé quién es la contraparte?

● Y la amenaza más citada: ¿Se podrá hackear fácilmente Blockchain cuando aparezcan los ordenadores cuánticos, que multiplican la capacidad desencriptar?

Puedes ver aquí el evento completo