Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

A golpe de algoritmo

26/01/2017 09:26
Read in

Cuatro casos de empresas que han triunfado gracias al Big Data.

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-uber

Los algoritmos son los protagonistas de la cuarta revolución industrial. Las fórmulas matemáticas concebidas para que se puedan tomar decisiones sin intervención humana están transformando el mundo, y los cuatro casos que detallamos a continuación han cimentado su éxito en los datos.

Uber

Los mapas de geolocalización de Google, un teléfono inteligente y un algoritmo le han bastado a Uber para convertirse en la pesadilla de las empresas tradicionales de transporte.

El modelo de la compañía de transporte colaborativo norteamericana es simple: en el momento en que el usuario activa una petición para un coche Uber, todos los datos del viaje son extraídos.

Un algoritmo analiza los datos procesados en tiempo real, lo que permite desde calcular la tarifa (que sube si hay mucha demanda) hasta dibujar los mapas de los recorridos que hacen miles de personas por una ciudad y que pueden ser posteriormente utilizados para desplegar nuevos modelos de negocio o modificar los que ya existen.

En tan solo siete años la compañía de San Francisco ha conseguido una frenética expansión -funciona en 66 países- aunque su regulación -que ha abierto un debate mundial- y la competencia de otras compañías como la española Cabify la causan más de un dolor de cabeza.

Netflix

Netflix es un claro ejemplo de empresa que ha seguido el lema “renovarse o morir”, y lo ha hecho a través de los datos. En el año 2006 Netflix era una compañía que proporcionaba un servicio de alquiler de DVD por correo ordinario. En 2011 abandonaron ese modelo para centrarse en potenciar el servicio de streaming a través de internet. Ahora mismo opera en todo el mundo, tiene películas y series originales y ha migrado todos sus servidores al cloud de Amazon.

El ejemplo de Netflix demuestra que para triunfar hay que innovar, en su caso, con datos. El impacto del algoritmo de Netflix está enfocado en desarrollar una métrica para retener al usuario, ofreciéndole contenido personalizado.

Cerca de 800 desarrolladores (un tercio de los empleados de la compañía norteamericana) trabajan en los algoritmos de Netflix que analizan miles de parámetros de los usuarios como en qué momento el usuario pausa el reproductor de vídeo, o lo adelanta, qué días y a qué horas se consume cada contenido, desde qué código postal, las búsquedas de los usuarios, o cómo navegan por la plataforma. Unos datos que permiten conocer los gustos de los usuarios y producir contenidos personalizados.

cibbva-netflix

IBM

Marta Fernández, presidenta de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel afirma que “la nueva energía son los datos”. Algo que parece tener muy claro la compañía estadounidense, que está conquistando decenas de sectores gracias al sistema de inteligencia artificial IBM Watson.

Cada día se generan 2.500 millones de gigabytes de datos, algo que el gigante azul quiere aprovechar al máximo. Prueba de ello es IBM Chef Watson que, gracias a su algoritmo gastronómico, experimenta con más de 20.000 recetas, 1.000 componentes químicos de los alimentos y 2.000 hipotéticos gustos del consumidor. Esta información permite, por ejemplo, diseñar menús personalizados.

Gracias a la inteligencia artificial, IBM Watson Health está revolucionando el campo de la medicina. Su computadora analiza millones de datos y relaciona información de secuencias genómicas con millones de artículos médicos, informes e historiales clínicos; una información especialmente valiosa para luchar contra las enfermedades y que también permite realizar análisis predictivos.

Amazon

Para hablar del éxito de Amazon hay que hablar de sus algoritmos. La empresa líder en comercio electrónico, junto con la china Alibaba, fue fundada en 1994. Desde el primer momento Jeff Bezos apostó por el uso de los algoritmos, que en Amazon son esenciales, ya que se utilizan incluso en las labores de almacenamiento y distribución.

El funcionamiento de los algoritmos de Amazon no es público aunque la empresa los nutre con tres tipos de información: lo que sabe del usuario (sexo, país, edad), lo que el usuario compra, y la predicción de los patrones de consumo.

En el caso de Amazon, sus algoritmos son capaces de cambiar los precios de un producto más de un centenar de veces en el mismo día, por ejemplo en el Black Friday, en función de la demanda.

 

Más información: 

Esteban Moro: "En las empresas de mayor éxito hay un algoritmo detrás"

“Las grandes empresas han comprendido que tienen que compartir sus algoritmos”