Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Fintech University (2): La regulación, una pieza clave en la transformación de la banca

27/06/2016 10:24
Read in

Inversores, reguladores, fintechs... todos están de acuerdo en que una de las claves para llevar a cabo la revolución del ecosistema financiero pasa por la regulación.

0
Votar
0 Comentarios

“Los organismos reguladores se basan en proteger al consumidor y evitar riesgos, por lo que son lentos en la toma de decisiones. Las fintech son flexibles, ágiles y necesitan rapidez en la validación de su actividad”, aseveró John Collins, miembro de BAFT (Bankers Association for Finance and Trade).

Como experto en regulación y compatibilidad de asuntos relacionados con bitcoin, Collins se centró en cómo afecta la regulación y las normativas a las fintech durante su intervención en la jornada organizada por BBVA Fintech University.

El consejo de este experto es no permitir que la necesidad de ser competitivos a corto plazo se interponga en unas relaciones a largo plazo que facilitarán la creación de un nuevo espacio. “En este punto la colaboración entre gobiernos, banca tradicional y fintechs es fundamental para crear un nuevo entorno financiero”.

La liquidez es digital

La necesidad de efectuar pagos de forma más rápida y sencilla llevó a BBVA Compass a formar equipo con Dwolla para reforzar su sistema de pagos en tiempo real. Ben Milne, creador de esta fintech, entiende las transacciones bancarias como una API que cuenta con la autorización automática del banco.

En su opinión, “al contrario de lo que muchos piensan, los bancos están en el centro de este escenario”.

Ben Milne aseguró que no se trata de reemplazar a la antigua banca, sino de acelerar la conexión. “Las nuevas plataformas de pago están creando reglas de relación y compromiso más negociables entre entidades y clientes. La innovación es global y es rápida mientras que la regulación es local y lenta. Hay retos que afrontar pero todo lo que no es digital, lo será”.  

La nueva banca

Mark Mullen de Atom Bank, Valentin Stalf  de Number26, y Johan Lorenzen de Hoolvi conversaron sobre los enfoques, orientaciones y realidades de la industria financiera que las compañías fintech han venido a revolucionar.

Mullen, cofundador y CEO de AtomBank -participada en un 29,5% por BBVA – es el primer banco de acceso móvil en obtener la licencia en Reino Unido. “Decidimos ser un banco porque regulatoriamente es más sencillo. No es necesario ser un banquero para estar en fintech, pero ayuda. La tecnología tiene un impacto masivo en la banca pero conocer el negocio tradicional también es importante”.

Para Mullen el usuario final solo quiere una relación transparente con servicios entendidos como una plataforma. “Le da igual de donde provenga la tecnología empleada para crear los productos y servicios, de la misma forma que al comprador de un coche le resulta indiferente quién fabricada cada componente del vehículo”.

Valentin Stalf, fundador de Number26, resaltó que su fintech parte de una relación de desafección con los bancos y su manera de hacer las cosas. Hoy se plantean convertirse en el primer banco online europeo y en el primer trimestre de 2016 han captado 60.000 nuevos usuarios.

“Nuestro nombre hace referencia a los 26 pequeños cubos que en conjunto forman el cubo de Rubik y, como en él, si tienes la estrategia para resolverlo lo harás. Si no, te perderás. Somos muchas pequeñas piezas movidas de la forma adecuada”.

Stalf puntualizó que la gente se compromete con las nuevas ideas “si aportan experiencias de usuario satisfactorias”.

Por último, Johan Lorenzen de Hoolvi, fintech que BBVA adquirió en marzo, corroboró esto último. “Nosotros estamos muy centrados en el cliente. Todo lo que hacemos tiene que ver con él”.   

Más información sobre Fintech U:

Así fue la jornada Fintech University

El mundo de las APIs en Fintech U

Vuelve a ver el streaming completo de la jornada