Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

El Innovador del Año en México aboga por fomentar el emprendimiento multidisciplinar

19/10/2015 10:16
Read in

Víctor Manuel Serdio, que ha sido elegido como Innovador del Año en México entre los 10 jóvenes Innovadores Menores de 35, aconseja a los emprendedores a enfocarse en los que son verdaderamente buenos y colaborar con expertos de otras áreas para completar el proyecto.

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-victor-serdio-innovador

México ya cuenta con sus 10 jóvenes Innovadores Menores de 35, pero entre ellos cabe destacar a Víctor Manuel Serdio Villareal, elegido Innovador del Año en 2015 por su trabajo en el desarrollo de microchips que puede lograr una detección temprana de cáncer.

La idea de la nanofabricación de transistores más pequeños, rápidos y baratos surgió en una charla  con su socio, el cual se desempeña en una  empresa de biotecnlogía. Este le sugirió utilizar las nanoestructuras de sensores de proteínas. La revolución de protonmics permite obtener mucha más información de enfermedades a través de las proteínas —que miden de cinco a 15 nanómetros— con estructuras que permiten interactuar con ellas. Serdio y su equipo son las únicas personas que pueden interactuar con ellas.

“No es solo un sueño guajiro, llevamos un años trabajando en ello. Alcanzaremos la etapa de proof of concept a finales de este año o principios del siguiente y estaremos listos para recibir inversión grande. Así podremos caracterizar no solo una proteína, sino varias y así poder hacer diagnóstico específico”, se mostró esperanzado el joven Innovador del Año.

Serdio explicó que participar en la premiación de Innovadores Menores de 35 años le da mucho gusto, además de hacerle sentir bien y le da ánimos para trabajar duro, “quiero regresar al laboratorio y darle duro”, agregó tras recibir el galardón.

En su opinión, los emprendedores deben dedicarse a lo que son buenos y dejar a otros que hagan el resto del trabajo. Serdio incidió en que el emprendimiento es multidisciplinario, ya que se puede, por ejemplo, investigar, pero al colaborar con diferentes expertos en sus respectivas áreas, de allí saldrán nuevas ideas.

Innovador Social

cibbva-serdio-innovador

Marco Antonio Trujillo Tejeda, jefe de innovaciones en Sunu, fue reconocido como Innovador Social del Año. El joven cuenta que su interés en las tecnologías asistidas o de discapacidades se dio en un instituto para niñas ciegas en Guadalajara (Jalisco), donde su socio contaba con un prototipo que daba toques eléctricos, los cuales fueron cambiados por vibraciones en una pulsera que sirve como herramienta para los ciegos.

“El desarrollo lleva cuatro años y empezó como un servicio social. Desde hace año y medio, gracias a las presentaciones que hicimos a los papás de las niñas y que el dispositivo les gustaba porque el producto ayuda a sus hijos, dejó de ser un proyecto y se ha transformado en un producto que les beneficia”, sentenció.

Trujillo explicó que como emprendedor es difícil porque se lucha contra corriente, ya que hay miles de variables y no se cuenta con todos los conocimientos, así que recibir gratitud de vuelta por instituciones tan importantes, le llena de orgullo. “Esfuerzos como este tipo de eventos sirven para conectar y motivar, para despertar la innovación innata, que se encuentra sometida, reprimida en cada uno y me halaga que me consideren un ejemplo”.

El emprendedor invitó a que otros jóvenes prueben y  validen sus ideas, las cuales no son buenas hasta que se comprueba que agregan valor. “Tienen que tocar puertas, mostrar a los beneficiados si es que su desarrollo agrega valor, deben apoyarse con esa gente para no perder el ánimo y se llegue a hacer  realidad”.

Reconocimiento a los jóvenes emprendedores

Desde hace 110 años que el Massachussetts Institute of Technology (MIT) publica Technology Review, la madre de casi todas las publicaciones en materia de tecnología e innovación y que reconoce a los emprendedores menores de 35 años, que representan el mayor potencial innovador.

Junto con BBVA Bancomer y el Banco Interamericano de Desarrollo, el reconocimiento a estos emprendedores ayuda a fomentar el sentido con el cual se busca convertir a esta comunidad de innovadores en la mayor comunidad de desarrolladores tecnológicos, ya que, de acuerdo a Pedro Moneo, editor de Technology Review en español, cuenta con un gran potencial.

Los emprendedores tuvieron tres minutos para presentar sus proyectos:

Ramón Bacre: Sus fertilizantes biotecnológicos luchan contra el cambio climático.

Carlos Bernal: Un sensor en el retrete monitoriza el nivel de glucosa de los diabéticos con cada micción.

Peter Bloom: Su organización permite el acceso a la telefonía móvil a comunidades indígenas aisladas.

Eva Hernández: Sus tiras reactivas de bajo coste detectan infecciones vaginales de forma no invasiva.

David Leal: Ha creado una máquina que desimprime el tóner de las hojas de papel.

Edgar Rodríguez: Ha diseñado un condensador que extrae agua de la humedad del aire sin consumir electricidad.

Víctor Serdio: Sus chips con sensores nanométricos detectan proteínas individuales asociadas al cáncer.

Elena Soaje: Ha ideado un dron educativo que se construye con piezas de Lego y se controla desde el 'smartphone'.

Marco Trujillo: Su pulsera inteligente servirá de guía para ciegos.

Sharon Velásquez: Su biosensor detecta contaminación fecal en aguas para consumo humano.