Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

El avance constante de los ‘robo advisors’

02/08/2016 01:24
Read in

En los últimos cinco años los robo advisors -robots asesores-  han avanzado a pasos agigantados en la industria. Pese al recelo inicial de los inversores han logrado su confianza para gestionar su riqueza.  

0
Votar
0 Comentarios

cibbva-robots-asesores

La industria clásica está afrontando la demanda de los inversores en la era digital.  Y los robo advisors ha conectado con los inversores modernos gracias el manejo de carteras o portfolio modestas, con cifras alejadas de las millonarias de antaño. Los robots salen menos caros que un asesor y manejan cantidades de dinero más pequeñas aunque la batalla no está completamente perdida para los asesores de carne y hueso. No hay que olvidar que un humano tiene un valor añadido que, de momento, no tiene el robot financiero: el trato directo y personalizado con el cliente.

Pese a las ventajas que puede tener tratar con humanos, es obvio que los robo advisors han llegado para quedarse. Morgan Stanley destaca que los asesores automatizados están en fase de despegue y que “la pista para su crecimiento es muy larga”.

Prueba de ello es que el pionero en automatizar el asesoramiento, Betterment, ha superado los 5.000 millones de dólares en activos bajo la gestión de robo advisors. Los expertos creen que un sistema híbrido- la sistematización de los robots advisors y la personalización de los asesores- van a permitir customizar los servicios y ofrecer lo más conveniente a los clientes.

Destacamos tres empresas que están potenciando los robots asesores:

Betterment ofrece uno de los servicios más completos para las personas que están pensando en su jubilación. Los usuarios conectan todos los ahorros y las cuentas de inversión a una plataforma. La herramienta calcula lo que cada uno va gastar en su jubilación cada año. Calcula también lo que puede ahorrar cada mes.

Vanguard es un de las mayores gestoras de fondos del mundo especializada en fondos índice y ETF (fondos cotizados que replican índices). Su sistema híbrido, automatiza los datos de los clientes pero también utiliza asesores para garantizar su seguridad, está atrayendo a inversores que apuestan por la tecnología pero quieren la confianza de hablar con alguien de carne y hueso.  

El gestor automatizado de inversiones Indexa Capital de España tiene su foco en la gestión pasiva de la inversión con seis fondos índice. La cantidad mínima para poder invertir es de 10.000 euros. El algoritmo calcula y asigna las carteras en función de la aversión al riesgo de los usuarios, objetivos, edad e ingresos. Invierte en fondos indexados que replican índices de bolsa o de fondos, tanto de renta fija como variable. Indexa construye las carteras con fondos índice no cotizados, más baratos que los fondos de gestión activa.

También te puede interesar:

¿Un robot en lugar de un asesor financiero?

Los 'robo advisor' democratizan el asesoramiento financiero"

Robot Luvo, la inteligencia artificial al servicio de la banca