Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Diez claves del proyecto de la nueva Ley de Telecomunicaciones española

19/09/2013 06:00
Read in
El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de ley que modifica la normativa actual que databa de 2003. Esta nueva ley tiene que ser debatida ahora por el Congreso y el Senado antes de su aprobación.
0
Votar
0 Comentarios


Diez años después, España tendrá una renovada Ley General de Telecomunicaciones, que recogerá, entre otros avances tecnológicos, el desarrollo de la cuarta generación de telefonía móvil, la banca ancha y las redes ultrarrápidas.


1. Facilitar que las compañías compartan sus infraestructuras para ofrecer conexiones a internet de alta velocidad.


2. Ampliar la ofertas para contratar fibra óptica de 100 MB en el hogar, lo que generará tarifas más competitivas.


3. Las viviendas de nueva construcción tendrán que estar equipadas con redes de fibra óptica.


4. Medidas de protección a los usuarios contra las prácticas de publicidad abusiva.


5. Mejorar los derechos de los usuarios de telecomunicaciones relacionados con la protección de datos de carácter personal y la privacidad de las personas.


6. Simplificar el despliegue de nuevas infraestructuras de telecomunicaciones, con la eliminaciónde la necesidad de obtener diversas licencias municipales.


7. Unificar las reglamentaciones en el ámbito nacional. Hasta ahora, cada autonomía tenía competencias para establecer su propia reglamentación, pero esta normativa unificará los criterios para prestar servicios de acceso a internet y telefonía móvil.


8. Eliminar las barreras normativas que las distintas Administraciones imponen al despliegue de redes y la prestación de servicios de telecomunicaciones.


9. Modificar Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, para introducir precisiones sobre las cookies y su correcta gestión.


10. Modificar la Ley de firma electrónica, para que los certificados reconocidos con el DNI electrónico pasen a tener una duración de cinco años y no de dos años como hasta ahora.