Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Desnudando el alma del directivo

09/12/2014 10:29
Read in

Ocho directivos expertos en coaching se han dado cita en el Centro de Innovación de BBVA el martes 24 de noviembre para presentar el libro ‘Desnudando el alma del directivo’, en el que todos han participado como coautores de la obra. Su objetivo es narrar las conversaciones reales entre los coaches y los directivos para desvelar todas las angustias, inseguridades, retos y preguntas que se hace el alto ejecutivo. En sí, desnudar su alma para superar sus propios límites.

0
Votar
0 Comentarios

Por Sandra Villa García

Las oportunidades de un país están íntimamente relacionadas con la capacidad de sus directivos”, ha afirmado Daniel Martínez, editor del libro. Y para ayudar a estas personas con tan alta responsabilidad social, surge esta obra. Entre sus líneas se habla de coaching, pero con un enfoque más humano y personal. Está escrito por expertos coaches que trabajan con la alta dirección y que han plasmado conversaciones reales, aunque con nombres y escenarios inventados, para desnudar al directivo. La misión de este entrenamiento es que la persona se encuentre a sí mismo y reconozca las cosas que necesita cambiar.

Según Ángel Cano, Consejero Delegado de BBVA y autor del prólogo, “si queremos cambiar algo en una organización, hay que transformarlo desde arriba”. Para ello las vías de comunicación entre el directivo y los trabajadores tienen que ser eficaces. El feedback es crucial. El problema es que al directivo nadie le suele incomodar o provocar. Y es aquí cuando aparece la figura del coach, quien le saca de su zona de confort y le mueve a la acción.

Antes de trabajar en temas como la toma de decisiones, el trabajo en equipo o la aceptación de críticas, el coach se adentra en un terreno más emocional. A Lola Muñoz, experta en coaching y con experiencia en prestigiosas empresas, le gusta indagar en lo personal antes de tratar la visión estratégica. Intenta crear un clima de confianza y centrarse en lo que le motiva al directivo, sus intereses. Después, busca ese valor dentro de su rol profesional y ve qué le aporta. Según José Ignacio Leyún, la clave está en que el líder se haga preguntas y llegue a una que no consiga responder. Éste es el momento en el que la persona se descubre, ve sus carencias y lo que le queda por trabajar. El coach tiene que profundizar en esta zona emocional, porque son los cimientos para crear a un directivo más influyente.

Si te has perdido este evento, puedes volver a verlo en el canal de YouTube del BBVA Innovation Center y conocer todas las opiniones a través del hashtag #almadirectiva.