Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Cinco modelos de inclusión financiera en América Latina

24/07/2015 09:43
Read in

Gema Sacristán, directora de la División de Mercados Financieros del Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo en el BID, destaca algunas experiencias de bancarización que se están llevando a cabo en diferentes países de América Latina y el Caribe. Son iniciativas de Chile, Colombia, México, Perú y Brasil para promover y facilitar la bancarización. 

0
Votar
0 Comentarios

Cinco modelos de inclusión financiera en América Latina - CIBBVA

Chile, cuentas bancarias simplificadas

Chile cuenta con un sistema robusto de políticas de inclusión financiera que abarca desde pagos de prestaciones sociales y programas de educación financiera hasta normas de protección al consumidor.

El BancoEstado tiene aproximadamente cinco millones de clientes que utilizan cuentas bancarias simplificadas que solo requieren el número de un documento de identidad.

Además, el sistema de prestaciones sociales ofrece una oportunidad excelente de ampliar la inclusión financiera, dado que aproximadamente 2,4 millones de personas reciben pagos mensuales de transferencias, y 95% de ellas son en efectivo. 

En marzo de 2014, el Gobierno anunció la creación del Consejo Nacional de Inclusión Financiera (CNIF), entidad que se encarga de coordinar las diversas instituciones públicas vinculadas con la inclusión y la educación financiera.

Con la creación de este ente, Chile tiene por primera vez una coordinación centralizada del diseño y la implementación de todas las políticas e iniciativas dirigidas a establecer tasas bancarias, educación financiera y protección del consumidor.

Perú: plataforma de pagos digitales

En una iniciativa liderada conjuntamente por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP del Perú (SBS) y la Asociación de Bancos (ASBANC), Perú ha creado el Modelo Perú.  Se trata de una iniciativa sin precedentes en la zona de América Latina y Caribe, donde el sector bancario en su conjunto y otros actores buscan crear una plataforma única, abierta e interoperable.

Esta plataforma interactúan diversas entidades financieras, empresas de telecomunicaciones y consumidores financieros, con el propósito de generar un ecosistema de pagos basado en dinero electrónico.

El Modelo Perú pretende incluir financieramente a cinco millones de personas en los próximos cinco años. 

La regulación que permite esta iniciativa data de 2012, cuando se emite la Ley de Dinero Electrónico, impulsada por la SBS.

Colombia: fácil, pague digital

En este país se está llevando a cabo un ejemplo de sinergia entre diferentes organismos del sector público para promover y facilitar la bancarización en el país.

Los ministerios de Hacienda y de Tecnología de Información y Telecomunicaciones han impulado una Ley de Inclusión Financiera que prevé, entre otros aspectos, un marco regulatorio para las transacciones electrónicas y la creación de entidades especializadas en pagos electrónicos. El articulado incluye aspectos relacionados con las tarifas, otorgando facultades al Gobierno para intervenirlas.

En opinión de Sacristán, esta iniciativa se anticipó con regulaciones de la Comisión de Regulación de Comunicaciones del país destinadas a limitar el cobro del valor de los mensajes de texto que involucran transacciones financieras mediante teléfonos celulares. 

Brasi: microseguros

En 2012 este país creó un nuevo marco normativo para los microseguros, en el que se permite la oferta de este tipo de productos a través de las oficinas y corresponsales de los bancos.

Esta iniciativa regulatoria permitió ampliar el acceso y uso de microseguros en regiones apartadas del país y también en segmentos de la población que anteriormente no los tenían.

México, la regulación de los microseguros

Una herramienta exitosa en estos países son los microseguros, los llamados “seguros masivos”. Por ejemplo, en México, 30 empresas daban cobertura a casi 11 millones de cliente de microseguros en 2011. La regulación sobre estos, hace de México un ejemplo en la región, porque cuenta con normas específicas y ofertas de múltiples compañías.

La reforma financiera que se ha llevado a cabo en los últimos tres años se enfoca explícitamente en la inclusión financiera mediante un incremento en la provisión de crédito, el fomento de un entorno más competitivo en el sector bancario y mejoras regulatorias.  

Fuente: BID, CMF, Inclusión financiera en América Latina y el Caribe, 2015