Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

'Chatbot': una oportunidad para los minoristas

29/04/2016 10:35
Read in

Los chatbots permiten que podamos adquirir productos a través de aplicaciones de mensajería instantánea, lo que mejora la experiencia de compra del usuario. 

0
Votar
0 Comentarios

Un chatbot es un software capaz de simular una conversación con una persona mediante la Inteligencia Artificial. Ayudan a las personas a hacer una reserva en un hotel o marcar un evento en su calendario. Pero se está experimentando para que den un paso más: revolucionar la forma en la que compramos.

Nos encontramos en la era de los robots ya que son muchos los sectores, como la banca, que trabajan para mejorar la relación con sus clientes. Las grandes compañías están invirtiendo para introducir esta tecnología.

Los chatbots suelen operar en las aplicaciones de mensajería instantánea incorporando una interfaz conversacional.

Las empresas están buscando nuevos métodos para generar conversión y van más allá de las compras en línea. Cuando estén plenamente desarrollados, los chatbots ayudarán a los minoristas a generar más ingresos y fidelizar a sus clientes.

Un ejemplo es Microsoft, que ha desarrollado una serie de herramientas para que los desarrolladores puedan crear sus propios chatbots para sus aplicaciones. Facebook también está apostando por esta tecnología con el objetivo de que las empresas puedan comunicarse con sus clientes a través de la aplicación Messenger

La cadena Tacobell ha desarrollado Tacobot, una aplicación integrada dentro de Slack, que permite que sus clientes encarguen comida a través de su smartphone.

La aplicación de mensajería Kik ha puesto en marcha su tienda Bot, un mercado en forma de tienda de aplicaciones, donde los usuarios pueden encontrar productos de diferentes establecimientos, como H&M o Sephora.

De esta forma los clientes pueden recibir asesoramiento sobre productos y, por tanto, mejoran la experiencia de usuario y la conversión.

Los robots no son una tecnología nueva, surgieron en los años 60 de la mano de Joseph Wiezenbaum en el MIT. Eliza, así se llamaba el primer robot, podía procesar el lenguaje natural y trabajar como terapeuta. Pero sus habilidades son muy elementales, y respondía a muchas preguntas con otras preguntas.

Fuente: The Washington Post, BBC Mundo y El Economista

By BBVA Innovation Center