Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Bruselas, con la vista puesta (otra vez) en Google

15/07/2016 01:36
Read in

La Comisión Europea acusa al gigante norteamericano por abuso en la publicidad online. Además, el gigante de Mountain View tiene otros dos frentes abiertos en el marco europeo.

0
Votar
0 Comentarios

Tercer frente abierto contra Google desde la Unión Europea. Bruselas sostiene que desde hace una década la empresa norteamericana impone condiciones abusivas a los principales clientes de AdSense, a los que somete a un régimen de:

   - Exclusividad: se obliga a los terceros a no obtener anuncios de búsqueda de los competidores de Google.

   - Preferencia: se exige a los terceros que tengan un número mínimo de anuncios de búsqueda de Google y reserven el espacio más importante en sus páginas de resultados de búsquedas a los anuncios  de la empresa americana).

   - También obliga a pedir permiso al gigante norteamericano cuando quiere introducir cambios en la visualización de los anuncios.

Bruselas señala que con estas prácticas Google evita que "potenciales competidores, incluyendo a otros buscadores y plataformas de publicidad online, accedan y crezcan en esta importante área comercial".

En este sentido, desde la Unión Europea se incide en que “Google no solo muestra directamente anuncios de búsqueda en su sitio, sino que también lo hace, a través de su plataforma AdSense for Search (intermediación de publicidad de búsqueda), como intermediario en sitios web de terceros, tales como minoristas de comercio electrónico, operadores de telecomunicaciones y periódicos".

"Los sitios web ofrecen una casilla de búsqueda que permite a los usuarios buscar información. Cada vez que un usuario inicia una búsqueda en un sitio de terceros, se muestran anuncios de búsqueda, además de los resultados de dicha búsqueda. Si el usuario pulsa en uno de esos anuncios, tanto Google como el tercero cobran una comisión” .

Otros frentes para Google

No es el único frente abierto contra la empresa estadounidense. Se le acusa también de abuso en su servicio de comparación de precios frente a los rivales en los resultados de su buscador y otro por el sistema operativo Android usado en los móviles. 

Con respecto a la comparación de precios, la comisaria europea Margrethe Vestager señaló que que dispone de nueva pruebas para demostrar que en las búsquedas de un producto “el comparador de compras de Google aparece sistemáticamente encima de todos los resultados, aunque no sea la respuesta más adecuada”.

Google ha alegado que la aparición en primer lugar de una página no es significativa para su tráfico. “Hemos llevado a cabo un trabajo que muestra que visibilidad y tráfico son dos caras de la misma moneda”, contestá Vestager. “Para muchos, eso es de sentido común. Ahora tenemos pruebas que lo respaldan”.

La multinacional estadounidense también había esgrimido en su defensa que su comparador de compra no es tan dominante porque compite con el de otras multinacionales como Amazon o eBay. Pero Vestager tampoco acepta ese argumento. “Los datos de nuestra investigación revelan que los comparadores de esas compañías lejos de ser rivales de Google son sus clientes”, advirtió la comisaria.

Fuente: Comisión Europea, Cinco Días.