Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

BBVA crea un nuevo concepto de servicio financiero digital con Wizzo

20/01/2014 01:00
Read in
Wizzo es primer producto nativo digital de BBVA en España con el que viene a crear una categoría totalmente nueva dentro de los servicios financieros. Wizzo es una app web y móvil para iOS y Android, que agiliza los pagos entre particulares, permite hacer botes online con amigos, hace posible sacar dinero desde un cajero sin tarjeta… entre otras innovadoras funcionalidades. Además, los usuarios de Wizzo pueden solicitar una tarjeta física o un adhesivo ‘contactless’, que permite hacer pagos desde el teléfono móvil.
0
Votar
1 Comentarios





“Wizzo supone la aparición de un producto completamente nuevo, que pasa por conectar nuestro dinero con nuestra vida online de manera muy sencilla y eficaz a través del móvil o de la web”, afirma Luis Uguina, Head of New Technologies de BBVA. Wizzo está abierto al público en general, sea o no cliente de BBVA, pero se orienta especialmente a los jóvenes para los que Wizzo puede representar su primer contacto con un servicio financiero.


Para abrir una cuenta en Wizzo basta con hacer un sencillo registro online que no lleva más de cinco minutos. A pesar de ser un producto que opera sin necesidad de pasar por una oficina, Wizzo cuenta con todas garantías de seguridad y el respaldo financiero de BBVA. “Con Wizzo estamos compitiendo cara a cara con toda una nueva serie de jugadores digitales de gran éxito. BBVA quiere llegar a este mercado con un servicio innovador pero con la solidez y experiencia de nuestro Grupo”, añade Hugo Nájera, Chief Innovation Officer de BBVA.


Wizzo supone un gran paso dentro de la visión de futuro de BBVA, donde el refuerzo de los servicios digitales cobran especial relevancia en un contexto de cambio constante y de creciente competencia. Wizzo combina lo virtual con el mundo físico y permite trasladar el concepto de redes sociales al mundo de las transacciones.

Pagos P2P


Los usuarios de Wizzo construyen su propia red social pero con la peculiaridad de que su foco está centrado en los pagos, las compras y el ahorro. Los usuarios pueden invitar a todos sus contactos y crear una red de amigos de modo que hacer un pago entre particulares, los conocidos como pagos peer to peer, resulta tan sencillo como enviar un mensaje de texto. Wizzo elimina la necesidad de conocer los famosos 20 dígitos de las cuentas corrientes y hace que una transferencia sea un proceso realmente sencillo para el que sólo es necesario conocer el nombre de usuario de Wizzo, email o móvil del destinatario al que se le desea hacer el envío del dinero.


Dentro de sus funcionalidades más innovadoras destacan los botes online, que supone un sistema único para poder organizar compras en grupo. Wizzo resuelve de manera digital la pesada tarea de recaudar el dinero cuando, por ejemplo, hay que hacer un regalo de cumpleaños entre varios amigos. La funcionalidad de botes permite fijar una cantidad para cada participante, reclamarla y cobrarla; y saber en todo momento quién ha participado en el fondo y quien falta aún por poner su parte.

Educación financiera 


Wizzo también tiene un sistema para hacer ahorrar a los usuarios, que pueden programar automáticamente una cantidad semanal para destinarla a un plan de ahorro para comprar un objeto de deseo o realizar ese proyecto para el que se necesita un poco de dinero extra. Este sistema se entiende dentro de la vocación de BBVA de ayudar a la educación financiera de los jóvenes que con Wizzo pueden empezar a gestionar de manera autónoma su dinero.


De hecho, Wizzo puede ser una herramienta perfecta para que los padres organicen la paga de sus hijos. Con Wizzo se puede enviar de una manera automática una cantidad determinada, y que sea el joven quien controle sus gastos.


Además, el hecho de que Wizzo funcione como una tarjeta de prepago lo hace especialmente interesante en las compras en Internet, donde los jóvenes ya no tienen que pedir la tarjeta a sus mayores, y permite tener un mayor control en el gasto en sitios de descargas como iTunes o Google Play, o bien no correr riesgos con los pagos online.

Tarjeta de débito y contactless 


Wizzo además traspasa las fronteras de las transacciones online. Gracias a un sistema de códigos que se envían al móvil del usuario, Wizzo permite sacar dinero desde cualquier cajero BBVA sin necesidad de tener una tarjeta. Pero si se desea tener una tarjeta, sólo hay que solicitarla para contar con una tarjeta física con las mismas funcionalidades que una tarjeta Visa de débito, o si se prefiere, se puede solicitar un adhesivo ‘contactless’, que pegado al teléfono permitirá hacer pagos en los comercios con sólo acercar su terminal al datáfono independientemente de la tecnología o la marca del móvil.


Las tarjetas de Wizzo, y sus aplicaciones móvil y web, tienen las máximas garantías de seguridad respaldadas por BBVA, además de contar con un servicio propio de atención al cliente.


Como particularidad adicional, Wizzo cuenta con una limitación de 2.500 euros como recarga máxima anual exigida por la legislación vigente de prevención del blanqueo de capitales y evitar usos fraudulentos del servicio.


Wizzo trae un concepto realmente nuevo a la oferta de servicios digitales, con el que BBVA está materializando el lado más disruptivo de su estrategia de innovación para posicionarse a la cabeza de la nueva generación de aplicaciones financieras. Con esta iniciativa, BBVA refuerza además sus objetivos de digitalización para 2016 que pasan por duplicar sus clientes de banca online y multiplicar por cuatro los de banca móvil.

Comentarios
Deja tu comentario

Es un muy buen punto que la aplicación pueda ser usada por la comunidad en general, más allá de los clientes de una empresa.