Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Noticias

Automatische Technik: apuesta robótica con sello mexicano

19/05/2016 10:19
Read in

Con 24 años de edad y a punto de egresar de la carrera de Ingeniería Mecatrónica del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, el emprendedor Juan Pablo Martínez creó en 2009 la startup Automatische Technik (Tecnologías de Automatización, en alemán) con la visión de acercar la tecnología punta a las pequeñas y medianas empresas para contribuir a tecnificar sus procesos y lograr que sean más competitivas. 

0
Votar
0 Comentarios

La experiencia que obtuvo en concursos nacionales e internacionales de robótica inyectaron al mexicano Juan Pablo Martínez confianza para crear su propia empresa y aplicar sus conocimientos en el diseño de los primeros robots mexicanos tipo Delta (aquellos con estructura de soporte de la cual descienden brazos).

Los robots tipo Delta que creó Martínez realizan funciones con más precisión y velocidad que lo que haría el brazo de un ser humano: pueden empacar, desempacar y volver a empacar productos, y colocar tapas en botellas o quitarlas. Un mecanismo que permite aumentar el volumen de producción hasta un 200% y reducir un 30% los costes operativos, según el emprendedor.

“Es recomendable automatizar aquellos procesos industriales en los cuales el impacto desgaste la espalda o los brazos trabajadores, al igual que aquellos procesos veloces en los cuales se necesite mantener un control de calidad elevado; es una necesidad automatizar todos aquellos procesos en los cuales exista un riesgo en la salud de los trabajadores”, explica el emprendedor.

De ahí que con el apoyo de su familia, de la incubadora de negocios del Tecnológico de Monterrey —campus Santa Fe—, del CONACYT, de la SE y del Enlace E + E (alianza de emprendedores y empresarios de alto valor), Juan Pablo Martínez diseña y vende este tipo de brazos industriales que, por ejemplo, ya operan en MC Plásticos de México y están en proceso de fabricación para la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma.

La startup de Martínez reporta ventas desde 2013 y actualmente cuenta con 10 empleados. Además, tiene el registro de una patente nacional e internacional para su robot generación 3.

“Lo más importante para poder emprender, innovar y crear productos de alto valor es contar con un excelente equipo de trabajo. Aunque nuestra empresa es chica, buscamos brindar buenas oportunidades y un ambiente de trabajo sano que motive a nuestros empleados a esforzarse y a dar su máximo para lograr nuestro objetivo: crear los primeros brazos industriales mexicanos de alto impacto que generen valor a la pequeña, mediana y grande industria en nuestro país”, recalca.

Para Martínez, investigar, identificar oportunidades, pelear por ellas y empezar a cumplir sus sueños es primordial para ser precisos y veloces en el mercado global, tal como su propuesta tecnológica, que ha llevado a este joven empresario a conquistar grandes clientes del sector industrial en México y a recibir diversos premios alrededor del mundo.

México es un país con muy buenas oportunidades para la gente trabajadora, honesta, persistente e inteligente. Cualquier emprendedor que quiera crear algo, que busque generar talento y propiedad intelectual tiene la posibilidad de hacerlo, nada más hay que saber buscar las oportunidades y pelear por ellas”, señala Martínez.

Si bien, Automatische Technik reporta ventas y un crecimiento sostenido, Martínez recuerda que siempre hay retos que superar para ser mejores. "El camino de un emprendedor muchas veces es solitario; sin embargo, para crear el alto impacto deseado, es importante contar con un gran equipo de trabajo; para que los emprendedores crezcan necesitan trabajar en conjunto y crear alianzas”, puntualiza.

Con esa visión, el emprendedor busca formar ingenieros de alto nivel e impactar en una industria de alto valor, con tecnología mexicana que desarrolla gracias a los apoyos del CONACYT: en 2014, Automatische Technik obtuvo apoyo del FIT para desarrollar la cuarta generación de sus robots.

Además, con el apoyo del CONACYT y TechBA, a través del Programa de Validación Internacional de Tecnología, Martínez confía en mejorar el proceso de venta -particularmente sus presentaciones con clientes y conquistar a un mayor número de empresas internacionales para contar con un buen negocio-. “Creemos que para que nos vaya bien debemos seguir el ejemplo de países como Alemania, sus empresarios agregan el mayor valor posible a sus productos, nosotros hacemos lo mismo y estamos ofreciendo tecnología de punta mexicana, que es competitiva a nivel internacional”, concluye.

Más información: Ebook: robots