Pasar al contenido principal

Algunas de las áreas en las que BBVA está aplicando o investigando el uso de Big Data son:

Internamente, uso de los datos dentro del banco:

  • Análisis de riesgos, por ejemplo, para el caso de las PYMES, donde el objetivo es llegar a obtener una visión más amplia de los clientes, que permita no limitarse casi exclusivamente a su contabilidad e historia financiera.
  • Ubicación óptima de activos como cajeros y oficinas bancarias, de forma que sean lo más convenientes posible para los clientes.
  • Adecuación de la oferta de productos en función de las necesidades reales de los clientes, o customer centricity.

Externamente, de forma que sean otras organizaciones las que se beneficien del valor de los datos:

  • Ayudar a retailers a entender mejor su rendimiento, sus clientes y su contexto geográfico y temporal.
  • Ayudar a los gestores urbanos a tomar mejores decisiones gracias a un mejor conocimiento de la ciudad.
  • Medir el impacto real de eventos o de decisiones concretas (www.mwcimpact.com).
  • Permitir que terceros creen nuevos servicios de valor sobre datos anónimos y agregados proporcionados por BBVA, en combinación o no con otras fuentes de datos.