Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

tu proyecto, ¿va a ser B2B o B2C?

28/10/2014 08:47

Read in
0
Votar
0 Comentarios


Con estas dos siglas denominamos al B2B: business to businees cuando tu negocio va orientado a otros negocios y B2C: business to consumer cuando vas orientado al consumidor final. Esta es una de las decisiones más importantes a tomar a la hora de crear un proyecto, de hecho en muchos casos es algo bastante obvio, si vendes maquinaria pesada de construcción será claramente un B2B pero en otros casos puedes orientarlo de distintas maneras, por ejemplo una fábrica de camisetas lo normal es que sea B2B vendiendo a comercios, pero también podrías dirigirte al cliente final con un B2C.

Realmente si estás pensando en montar un proyecto y vas buscando, o captando ideas, esta diferenciación es de las primeras cosas a decidir.

  • Si tienes un negocio B2C vas a necesitar productos fáciles de entender, mercados relativamente amplios, probablemente tengas el precio como un valor muy importante en la decisión de compra y gestionarás muchos clientes. Puedes empezar con unos pocos productos, una web donde la usabilidad  y la facilidad para comprar serán claves y a cambio vas a necesitar mucha difusión para que te conozcan y poder convertir visitas en ventas. El cliente valorará la seguridad  y confianza que transmitas para decidir la compra.
  • Si tu negocio está orientado a otros negocios, B2B la percepción de aportación tiene que ser inmediata, los servicios quizás puedan complicarse un poco y seguramente tengas por delante una labor de venta más compleja, el cliente estará interesado en los detalles y habrá que gestionar muy bien toda la labor de comunicación, preventa, seguimiento. De hecho otra empresa valorará también tu gestión como empresa.

Esta diferenciación es especialmente importante en el ámbito servicios, consultoría o asesoría donde explicar lo que haces no es tan claro como en productos.

Por poner un ejemplo de producto idéntico pero donde esto aparece, imagina un servicio de correo electrónico, no será igual vender cuentas premium de gmail, que vender soluciones de correo corporativas donde tengas que integrar servidores en la empresa cliente.

Por supuesto hay casos para todo y hay productos para empresas que se venderán por volumen y asesorías que se vendan a particulares, pero con esto en la cabeza puedes empezar a ver las necesidades que va a tener tu empresa.

De hecho parece que es algo que va en el adn del emprendedor, algunos imaginan siempre proyectos amplios con muchos clientes, ventas semi-automáticas y campañas de marketing y otros más el papel de venta más pausada, de mucho valor añadido y con procesos de decisión más complejos.

¿Os habéis planteado estos supuestos, cuál es el que más os convence?

Comentarios
Deja tu comentario

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.