Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Océanos azules para la recuperación de datos

César García Jaramillo

22/10/2013 09:22

Read in
Movilidad, nueva generación de discos duros y servicios de ‘backup’ online para pymes, abanderan las tendencias del rescate de información.
0
Votar
0 Comentarios


En el año 2014 se estiman que habrá más de 2.000 millones de ordenadores en el mundo, según proyecciones de Gartner. Casi el 70% de la población tiene un smartphone y en 2016 la cantidad de móviles en el planeta aumentará a 10.000 millones, según un estudio de Cisco Mobile. La elevada cifra de móviles hará crecer el tráfico de datos, ya que el 60% de los usuarios del mundo almacenará información en cifras de “gigabyte”.



 

De acuerdo a esto, el estudio fue revelador, puesto que arrojó que “los servicios móviles de datos están en camino a convertirse en necesidad para los usuarios, siendo parte esencial en la vida de los consumidores”.

 

Este aumento explosivo del consumo de datos tiene varias razones y la más relevante es el incremento del uso de las tablets, las cuales requieren mayor tráfico de datos que un smartphone.Conviene recordar que en 2012 se vendieron 52 millones de aparatos, un 76% más que el año anterior.

 

Por otra parte, las pequeñas y medianas empresas han encontrado soluciones para la gestión de su información (tan compleja a veces como la de grandes empresas) que pueden convertirse en verdaderos problemas sin una estrategia adecuada de procesos de backup y recuperación.

 

Un estudio de Vanson Bourne, firma independiente de estudios de mercado, destacó que el 85% de las pymes tiene problemas de backup y recovery. Además, El informe desvela que un 55% habrá cambiado de herramienta de backup en 2012 para proteger mejor sus entornos virtuales. Un 44% de las pymes afirmaron que podrían perder, al menos, el 40 % de sus datos en caso de desastre.

 
Movilidad y nueva generación de discos duros 

Estas comparaciones apuntan claramente a la caída de ventas de ordenadores y el liderazgo absoluto de smartphones y tablets como dispositivos electrónicos de uso profesional y doméstico. Sin embargo, el ciclo de uso de los tradicionales PC y portátiles les auguran una larga vida y por tanto sus soportes de almacenamiento (discos duros) requieren de prevención y de soluciones en caso de incidencias o pérdida de datos.

 

Considerando estas proyecciones, puede concluirse que el mercado de recuperación de datos siempre tendrá “océanos azules” con oportunidades de desarrollar soluciones y por ende, negocios. La movilidad es una clarísima tendencia de especialización pero la posibilidad de innovar también se extiende a los discos duros. Es cuando surgen las unidades de estado sólido SSD (Solid State Devices). Por cierto, también disponibles para smartphones y tablets.


Los SSD, actualmente muy valorados por los usuarios por su bajo precio y alto rendimiento, continuarán aumentando su popularidad, si bien seguirán causando problemas de recuperación de datos a particulares y a empresas. La causa de estos problemas es la complejidad en la forma de almacenamiento de datos en las unidades SSD, ya que convierten la recuperación en un proceso largo y altamente especializado. Para sorpresa de muchos, una recuperación SSD puede ser tan compleja como una recuperación RAID de ocho, dieciséis o treinta y dos unidades, según los expertos del sector.


Las unidades SSD son la última tecnología en almacenamiento, pero muy pocos proveedores de servicios de recuperación de datos disponen del nivel de información y formación necesarios para extraer datos en caso de error. Este tipo de recuperación requiere herramientas y software especializados y normalmente una importante inversión en I+D, ya que los datos se almacenan de forma diferente en cada unidad.


Empresas expertas como OnRetrieval, se anticipan a evaluar, valorar e integrar estas soluciones en sus portafolios. Esto contribuye a mantener un posicionamiento de innovación y garantía de resultados para sus clientes y comunidad de partners.

Almacenar en la nube: prevenir es recuperar

La recuperación y  la destrucción de datos juegan además, un papel muy importante en la planificación de la información para las empresas y para las personas. Tomando en cuenta que cada persona ya “vive” en sus dispositivos y descarga todos los contenidos en ellos. Desde documentos profesionales hasta ficheros privados, sobre todo en video.


Por otra parte, la migración a nuevas plataformas de TI puede suponer nuevos retos para las empresas, ya que pueden perder datos esenciales en el proceso si no realizan correctamente una copia de seguridad. La tecnología continúa mejorando, aportando valor agregado para las empresas, pero su otra cara es que los datos pueden estar en riesgo durante las fases de transición si las empresas no mantienen un sistema de copias de seguridad realmente eficaz.


Es cuando surge el backup online basado en el modelo cloud computing que está desarrollando tecnologías paralelas y complementarias. Desde herramientas de colaboración hasta complejas redes privadas de datos. Y esto es válido para cualquier empresa porque implica aumento de la productividad, de la disponibilidad de la información y una importante reducción de costes. En el caso de las pymes, más que una opción, es parte de su estrategia.

Cuando el tamaño importa 

Cuando una empresa pierde datos, da igual el tamaño que tenga, pierde tiempo, clientes y dinero. En los últimos doce meses, una pyme típica sufrió seis periodos de inactividad informática y pérdida de datos, siendo las principales causas los ciberataques, los cortes eléctricos o los desastres naturales.


En una empresa grande usualmente se toman medidas de prevención y contingencia ya que el gran reto de los CIO sigue siendo almacenar y proteger los datos ante su explosivo crecimiento en el día a día de su empresa, además de la eficacia y la innovación en la gestión de información. En este caso, el tamaño importa porque el riesgo es menor mientras mayor sea la empresa y la continuidad del negocio no corre peligro. Usualmente cuentan con los recursos y los proveedores  adecuados para afrontar cualquier incidencia. Pero en una pyme puede ser mortal perder datos. Es por ello que el backup online surge como una recomendación fiable para reducir ese riesgo aunque no queda exenta de desarrollar una política de seguridad que puede significar su supervivencia.


En resumen, la recuperación de datos sigue siendo un entorno atractivo de innovación y soluciones diversas. La clave estará en contar con las herramientas adecuadas y el equipo profesional más preparado que aseguren a los usuarios tranquilidad y generen la confianza necesaria para continuar utilizando la tecnología como la principal respuesta a cualquier circunstancia. Ya lo predica el editor de Technology Review, JasonPontin: "Da igual cual es el problema, la tecnología será siempre parte de la solución".Y si el problema es perder datos, la solución no es una necesidad, es una urgencia.

Desde la Fundación Iniciadorqueremos compartir un artículo sobre la recuperación de datos escrito por César García Jaramillo. César es director general de OnRetrieval y colaborador de los eventos de Iniciador Madrid.