Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

La palabra “emprendedor” es para muchos sólo una moda

Melissa Rodríguez

29/10/2013 07:04

Read in
La química mexicana, Melissa Rodríguez, considera que es muy difícil que se puedan medir los efectos de la investigación del medio ambiente, pero asegura que hay muchas personas con talento en el entorno universitario que están trabajando en proyectos multidisciplinarios y que son verdaderos emprendedores.
0
Votar
0 Comentarios


Hace unos meses, tuve el honor de ser reconocida como uno de los 10 ganadores de la segunda edición de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 México, suceso que llegó como aliciente y  gratificación a años de trabajo previo,  pues el proyecto que lidero forma parte de mi investigación doctoral en  mis estudios de posgrado. Todo comenzó como una idea de investigación en un área que ha sido descuidada y poco valorada en muchas ocasiones, pero que me apasiona de sobremanera y vale la pena ser explorada: la protección del medio ambiente.

Este es un caso particular en el que uno de los proyectos ganadores de esta importante ceremonia, nace y se ha ido incubando a lo largo de estos años dentro de un entorno universitario, desarrollándose y creciendo gracias al trabajo en conjunto de un equipo multidisciplinario de personas extremadamente talentosas que comparten conmigo un mismo objetivo. De tal forma, que la debilidad de un eslabón se convierte en la fortaleza del otro, creando un fuerte equipo. Y creo que es importante mencionar este aspecto, pues para muchos la palabra “emprendedor” solo viene a ser como una moda que las universidades han venido adquiriendo recientemente como lema, en un afán de imitar una cultura que prevalece en otras instancias, pero yo difiero de esta opinión.


Si bien es sabido por todos que el emprendimiento no fue un concepto inventado enMéxico y que vamos muy atrás con respecto a otros países, creo que vale la pena echar un vistazo a los programas a los que las universidades junto con otras organizaciones en el país, están apostando en la actualidad.  

Existe un proceso de maduración en la mentalidad colectiva que tal vez no va a la velocidad que quisiéramos, pero que está en proceso y que tiene claro que el talento existe. Hoy en día mediante estos programas universitarios lo que se busca es atrapar dicho talento, pulirlo y hacerlo crecer al enfrentarlo al mundo y a los retos que esto conlleva; se está apostando a invertir en las personas,  promover  valores para dar seguimiento a las ideas. Es un proceso largo y duro, pero se tiene que hacer y confío que se llegará al objetivo.


Por otro lado, uno debe ser consciente de que el camino no es fácil, el más entusiasmado con su idea debe ser uno mismo, porque en el camino habrá un sinfín de obstáculos que muchas veces te harán quedarte a medio camino si no sabes sortearlos y seguir adelante.

En proyectos que tienen que  ver con la protección del  medio ambiente es difícil hacer ver  a las personas ajenas al área la relevancia  de dichas tecnologías, pues el beneficio no se puede traducir a una retribución económica  que se perciba  inmediatamente,  pero es bien sabido que los daños a la salud así como la pérdida de los ecosistemas tampoco se veía a corto plazo, y que ha sido el descuido a través de los años lo que nos ha llevado al punto en el que estamos ahora. 




No son nada nuevas  las denuncias  que voces ciudadanas  han hecho con respecto al vertido  ilegal de sustancias nocivas a los cauces o cuerpos de agua superficial. La contaminación de las  aguas del río La Silla (afluente al noroeste de México y cuyas aguas acaban llegando al Golfo de México), es solo un ejemplo de los muchos cuerpos de agua que requieren atención. 


Ante situaciones como esta,  decidimos tomar como caso de estudio el río La Silla, y enfocar esfuerzos para crear un dispositivo que permita detectar contaminantes en tiempo real, con la finalidad de atacar las carencias de los sistemas de monitoreo actuales y hacer frente a la contaminación de las  aguas mexicanas.  Muchas veces no se puede saber si algo malo está ocurriendo en algún río por falta de mediciones al momento: ¿qué pasa si se toma una muestra ayer y hoy  se vertió un contaminante? No sabríamos que sucedió hasta el próximo muestreo, y eso si el contaminante no se encuentra  a kilómetros de distancia o no está ya muy diluido. 

 

Es un hecho que estar al frente de un proyecto requiere mucho esfuerzo, pero eso aplica para cualquier cosa que queremos lograr  y como todo en la vida, la gente nota cuando uno hace las cosas bien y con gusto. Cualquiera que sea tu  idea  ¡Haz las cosas bien! Y como dijo Einstein: “Si quieres resultados distintos haz cosas diferentes”.

 

 
Melissa Rodríguez es una de los ganadores de la segunda edición de MIT Technology Review Innovadores menores de 35 México por una tecnología con la que superar las carencias de los sistemas de monitoreo institucionales y hacer frente a la contaminación de las fuentes de agua mexicanas.