Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Bitcoin es el Internet de nuestros días

Por Alberto Gómez Toribio

10/03/2015 09:37

Read in

Bitcoin es una moneda digital, pero también es uno de los mercados más atractivos para emprendedores y empresas relacionadas con finanzas y tecnología que conocemos como Fintech. Calificado por muchos como el “Internet del dinero”, lo cierto es que estado y evolución de Bitcoin guarda bastante relación con el estado de Internet en el año 1995.

 

0
Votar
1 Comentarios

Mientras en 1995 eran comunes las charlas en las que se explicaba cómo era posible enviar correo a través de Internet o transferir un fichero de una parte a otra del mundo, hoy podemos encontrar videos en Youtube que explican cómo usar Bitcoin para realizar transferencias internacionales.

Escuchar la experiencia en primera persona de los primeros en adoptar esta tecnología ayuda a comprender por qué tiene sentido: “Tuve problemas para cobrar a uno de nuestros clientes en América Latina porque es complicado realizar una transferencia internacional y conocer con certeza la cantidad de dinero que se va a recibir. Finalmente decidimos acordar el pago en bitcoins y gracias a un servicio llamado Bitpay recibí el pago directamente en euros en la cuenta corriente de mi empresa, sin comisiones”, declara Pablo Fernández Burgueño, socio de la firma legal Abanlex conocida entre otros hitos por ganar el caso del Derecho al Olvido contra Google.

Al igual que Internet en sus inicios, la tecnología de Bitcoin puede ser usada para cosas tan distintas entre sí como el envío de dinero internacional o los servicios de notaría electrónica. Este hecho ha propiciado la aparición de numerosas startups, aunque como en el inicio de todo gran cambio de tendencia es posible que muchas de ellas acaben fracasando o no cumpliendo las expectativas al no disponer de un plan de negocio con capacidad para generar ingresos. Hemos visto este escenario anteriormente en casos como el de Telefónica Interactiva, más tarde conocida como Terra, durante la burbuja de los portales en Internet.

Uno de los grandes problemas de las startups de Bitcoin en este momento es un problema clásico: están eligiendo un mercado demasiado pequeño.A pesar de que Bitcoin puede ser la solución a muchos problemas, lo cierto es que está siendo utilizado por poco más de 8 millones de usuarios en todo el mundo. Las empresas con un modelo de negocio B2C -Business to Client- tienen un gran problema: el mercado de usuarios de Bitcoin es casi inexistente en este momento si lo comparamos con cualquier otro mercado. Si eres una empresa que fabrica cajeros de Bitcoin o que ofrece cambiar bitcoins por euros, la realidad es que en este momento tus clientes potenciales son sólo un puñado de ‘early adopters’ repartidos por el mundo, pero lo peor es que seguirá siendo así por un periodo de tiempo incierto. Esto ha hecho que muchas startups como CEX.io hayan tenido que echar el cierre recientemente reconociendo que el mercado de Bitcoin no está evolucionando según sus previsiones.

Para crear modelos de negocio sobre Bitcoin es necesario entender el problema que Bitcoin resuelve: Bitcoin está siendo usado como medio de pago porque existe la necesidad de una solución similar al dinero en efectivo en Internet. Si una persona particular quiere enviar dinero a otra es necesario que ambas dispongan de una cuenta en un servicio como PayPal y pagar una comisión, de más del 3% en este caso. Además, si ambas personas no comparten el mismo país como residencia el problema se complica.

Con Bitcoin es posible enviar dinero sin saber nada de la persona que recibirá el pago, sin apenas comisiones y sin importar el país de residencia. La startup ChangeTip ha sabido entender perfectamente esta ventaja, ofreciendo el envío de dinero a otra persona a través de twitter a modo de tip o donación. Es tan sencillo como configurar un mensaje que dispara el envío de bitcoins a la persona que se menciona como por ejemplo “un aplauso”.

Pero a pesar de que Bitcoin sea una forma de dinero que tiene mucho sentido en Internet lo cierto es que su uso mayoritario en este momento es el de vector especulativo: los usuarios lo compran y lo venden para hacer dinero con él. Debido a la facilidad para ser intercambiado y a su alta volatilidad, Bitcoin es actualmente uno de los producto financieros más interesantes en este momento, y es algo que está siendo explotado por empresas como la española Coinffeine.

Con un gran socio bancario como Bankinter y nacida en uno de los países con los mayores bancos del mundo, Coinffeine ha creado una tecnología que permite convertir a los bancos y procesadores de pago en exchanges de Bitcoin sin necesidad de tocar la moneda digital. Coinffeine es una aplicación similar a Bittorrent que permite comprar o vender bitcoins entre usuarios sin que un tercero intervenga, y esta es la clave del negocio.

Sin nadie que intervenga en las operaciones, Coinffeine no es un Sujeto Obligado según las leyes de blanqueo de capitales y tampoco un MSB -Money Service Business- en otros mercados como el americano. Este modelo que la empresa define como la “desintermediación de los mercados financieros” tiene numerosas ventajas de reducción de costes y de experiencia de usuario tanto para los traders como para sus socios bancarios y pretenden aplicar este modelo a productos financieros tales como derivados u opciones: los productos financieros de siguiente generación, que se compran y venden en un mercado OTC -over the counter- entre usuarios. En lugar de reinventar la rueda, Coinffeine involucra a los actores financieros existentes como bancos y procesadores de pago, haciéndoles ser una parte clave de este nuevo mercado a la vez que reduce los costes operativos al transformar los servicios ofrecidos por un banco de inversión en contratos entre particulares.

Coinffeine está trabajando en desintermediar el mercado de las de Bitcoin y los productos financieros OTC pero no es la única compañía que ha sabido ver el potencial de Bitcoin en este mercado, la londinense Crypto Facilities anunciaba recientemente el lanzamiento de un fondo de inversión OTC en el que se pueden adquirir productos financieros de siguiente generación basados en Bitcoin y los famosos hermanos Winklevoss ultiman el lanzamiento de un gran fondo ETF desde y para Wall Street.

Aunque en España Coinffeine es la única startup Bitcoin que ha despegado de la mano de grandes socios bancarios, la inversión en las startups de Bitcoin en todo el mundo es muy similar a la que recibió Internet en el año 1995 y en palabras de Ron Glantz, CEO del fondo de Venture Capital americano Pantera CapitalLas inversiones en venture capital que Bitcoin ha recibido superan a la inversión recibida por las empresas de Bitcoin en el año 1995. Sólo por curiosidad, algunas de esas compañías son Yahoo!, Amazon o eBay”.

Información relacionada:

-   Medios de pago: de la evolución a la revolución

-   Los retos de las apps financieras

-   El nuevo escenario en los pagos móviles  

-   Mobile World Congress 2015: lucha por la innovación en los sistemas pagos a través del móvil  

 

Comentarios
Deja tu comentario

A mi parecer es un paso mas en la evolución del manejo de dinero electrónico, puedo decir que aun esta en pañales, pero en unos pocos años sera una alternativa similar a Paypal.

Un excelente articulo Alberto